Nada personal, solo negocios

Walmart termina su dieta vendiendo su último negocio no estratégico

Cuando Enrique Ostalé asuma como nuevo líder de Walmart, encontrará un negocio prácticamente dedicado a la venta detallista. Ya sin Vip’s, ya sin Banco Walmart. Esa fue la misión de Scot Rank al fin de su tiempo en la mayor firma de retail del país, dice un ejecutivo de la empresa. “Fue la misma lógica que aplicamos al vender Vip’s”.

Y es que no es un secreto que Banco Walmart ya le pesaba a la empresa. Entre 2011 y octubre de 2014, el banco acumuló pérdidas. Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el acumulado en esos años es de más de mil millones de pesos.

Además, a Walmart le urgía concentrarse en su negocio estratégico al tiempo en que sus clientes, que ya habían madurado como usuarios de banca, pedían más servicios, como créditos hipotecarios o automovilísticos. Y como la misión de Banco Walmart era vender la tienda en sí, no se les podía atender. “Nosotros no vendemos coches ni casas”, dice la fuente. “No somos un negocio que tenga como base el manejo de riesgo de crédito y tiene más sentido en este momento aliarnos con una entidad financiera que, además de adquirir el banco, amplíe la gama de productos y servicios financieros a nuestros clientes”.

Para la venta, que se calcula en 3 mil 600 millones de pesos, Walmart se vio con una buena cantidad de postores muy interesados en tener presencia dentro de sus tiendas. Para la detallista, Inbursa fue un buen “match” a pesar de que su línea de negocio no es masiva.

¿Qué sigue? Inbursa ahora operará las 199 sucursales de Banco Walmart que se encuentran en nueve entidades del país. Asimismo, el banco de Carlos Slim aumentará su cartera por los 1.5 millones de cuentas que opera Walmart.

El reto y potencial, en este caso para Inbursa, es enorme. El banco no está tan enfocado al mercado masivo, así que algo tendrá que hacer para llamar la atención de los 4 millones de personas que cada día se pasean por alguna de las sucursales de Walmart en el país. La idea es que Walmart siga incubando bancos en sus pisos, cobrando renta (como era en el caso de sus propias unidades financieras) y ampliando el número de sucursales, ahora de Inbursa.

“Los vamos a tener de inquilinos”, dice la fuente.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson