Nada personal, solo negocios

Voit, ¿quién dijo que solo balones?

Voit es una marca global que nació en Estados Unidos, pero que cambió de nacionalidad hace 28 años para volverse mexicana.

Hoy compite en los marketineros mercados del deporte en todo el mundo, a la par de Adidas y Nike.

Si bien México sigue siendo su principal mercado (con más de 90% de participación), cuentan con presencia a través de licencias o de distribuidores en EU, Canadá, Filipinas, Turquía, Alemania, Costa Rica y Chile.

“La principal categoría que nosotros tenemos es el futbol, es donde tenemos las mayores inversiones, la mayor publicidad y la mayor presencia en el mercado. Ya estamos en 4 mil 500 puntos de ventas en México”, dice Alejandro Gámez, CEO de Voit en una sala de
la empresa plagada de balones de todas las disciplinas.

El futbol representa 50% de los ingresos de la empresa que el año pasado renovó hasta 2018 el patrocinio oficial de la Liga MX.

Cada año presentan dos balones nuevos (acompañando a la liga en los campeonatos de apertura y clausura). Y no es un tema menor: hay seis personas dedicadas exclusivamente en la empresa a diseñar balones. Es uno de los procesos donde se involucra incluso el propio José Ramón Elizondo (dueño de Voit). “Cada nuevo diseño nos lleva entre 18 y 24 meses, siguiendo todas las especificaciones de la FIFA”, explica Gámez. Si bien los bocetos son mexicanos, los balones son todos fabricados en el exterior, principalmente en Paquistán.

Pero Voit quiere diversificarse y, si bien tiene productos para otros deportes, su apuesta ahora es por tenis e indumentaria. “Ropa y zapatos son complementos importantes y naturales para nosotros, en donde nos enfocaremos en los siguientes tres años”, abunda Gámez. Desde hace siete meses vienen probando el calzado (que fabrican 100% en Asia) y los están probando con jugadores profesionales y “nos sentimos muy satisfechos porque será un producto atractivo para el nivel de precio que tendrá”, agrega el CEO. La idea es tener un calzado muy atractivo pero a un precio menor al de las marcas internacionales.

La apuesta es en grande, ya que el plan de Voit es que en cinco años más un tercio de los ingresos provenga del calzado para diversificar y ya no depender tanto del negocio de los balones que es tan protagónico en sus balances (como dato, cada año venden 4 millones). Luego de calzado para futbol, el plan es sumar las líneas casuales, para niños y tenis para correr.


barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson