Nada personal, solo negocios

Vamos por los mexicanos no conectados

El mayor reto en la industria de las telecomunicaciones es cómo se va a habilitar el tinglado para que, de una vez por todas, más mexicanos tengan acceso a herramientas digitales en las mejores condiciones tecnológicas y de mercado. ¿Quiénes y cuántos son? Depende lo que busquemos. Pero según eMarketer, que presentó un estudio sobre los consumidores digitales de alto poder adquisitivo, en México hay casi 60 millones de usuarios de internet. De ellos, 17 millones se inscriben en los nichos con mayores ingresos, los famosos ABC+. Ellos son los que compran sus vacaciones, pagan impuestos y entradas al cine. Es un mercado saturado, pues tres cuartas partes de ellos son consumidores digitales asiduos. Y en el segmento de 12 años a 39, esta relación es de 90%. Del otro lado hay otros 60 millones que no están conectados. Muchos de ellos conforman 52.3% de los mexicanos en situación de pobreza. Y aunque por pura aritmética simple muchos sí tienen un celular (la penetración móvil es de más de 93%), el hecho es que son enormes masas que los expertos en el marketing digital tienen a su disposición.

En cuanto a los proveedores, el reto es cómo crear condiciones para que se aproveche esa enorme masa crítica por parte de proveedores de bienes y servicios.

Aunque el reporte de eMarketer se aboca a revisar qué, cuánto y cómo gastan los mexicanos de mayores ingresos en línea, también ofrecen datos sobre el interés de millones de mexicanos por llevar una vida digital. Según datos de Cocktail Analysis e ISDI, referidos por eMarketer, en los sectores que registran menores ingresos, hay quien ha comprado por lo menos una vez en línea (53.7% de los usuarios de internet en el segmento C, 39% en el D+ y 18.7% en el D). Si 17 millones de usuarios son la élite de la red en México, hay por lo menos 43 millones que tienen interés y algunos de recursos para comprar en línea. A pesar de que no terminan de cuajar las reformas, la gente quiere subirse a la red y aprovechar las dinámicas de mercado y comodidades que ahí se generan. Eso sin hablar de las oportunidades para emprendedores y nuevos negocios. Esta industria, que por años ha crecido a doble dígito, tiene todo para explotar, falta un poco de creatividad.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson