Nada personal, solo negocios

El 'Tec' y el MIT quieren hacer negocios


Este es el primer acuerdo en su tipo con el MIT, a pesar de tener juntos una relación de más de 70 años”, explica desde Boston el propio José Antonio Fernández Carvajal, presidente del consejo del Tecnológico de Monterrey y del consejo de Femsa.

Hace días la plana mayor del Tec se reunió en esa ciudad para firmar un convenio de colaboración e investigación con el Instituto Tecnológico de Massachusetts y celebrar el centenario del egreso del MIT como ingeniero de Eugenio Garza Sada, fundador del Tec.

Las dos universidades pondrán en partes iguales equipos de investigadores, profesores, alumnos y dinero para investigaciones conjuntas. “Los montos varían según el número de proyectos; si es solo uno, serán algunos millones de dólares, pero si crecemos a varios, serán decenas de millones de dólares”, agrega Fernández Carvajal, quien afirma que harán una revisión de los resultados de este acuerdo en un año y decidirán si doblan o triplican la apuesta.

¿Cuáles son las metas? “Los primeros trabajos serán para temas sociales, se estudiarán problemas actuales de México, como el tema del agua, aunque aún están en proceso de selección sobre cuál será la primera meta a cumplir desde un punto de vista multidisciplinario y binacional (profesionales y estudiantes de los dos lados de la frontera). La intención es ver resultados concretos en el país en unos cinco años más”.

Este acuerdo no tiene caducidad, pero algo tienen en claro los socios del lado mexicano: la efectividad. “Hemos aprendido que estos convenios que se logran, son muy fáciles de firmar, pero muy difíciles de implementar; lo más relevante es que en las facultades los maestros, los alumnos y las organizaciones se entiendan, trabajen juntos y tengan éxitos juntos”, agrega el presidente del Tec. Gracias a acuerdos con empresas y estados a quienes vende sus desarrollos. “Pues dependiendo de nuestros problemas y de la solución tecnológica que se le puede dar, definitivamente va a haber gente que se le beneficie o empresas que se beneficien, simplemente en las tecnologías que estén dispuestas a aportar para resolver el problema y a la vez ganar dinero, obviamente”, agrega Fernández Carvajal.

Este último factor es el que puede garantizar el éxito y permanencia de un acuerdo de estas características.

barbara.anderson@milenio.com  

Twitter: @ba_anderson