Nada personal, solo negocios

Sonora y Arizona: dos desiertos con sed de negocios

Suena a chiste: llega un israelí, un sonorense y una arizoniana… ¿de qué hablarían? Del idioma global de los negocios. Así se está gestando una combinación que de lejos parecería imposible. En los hechos, es una iniciativa que busca detonar un polo productivo regional compuesto por dos estados vecinos, pero en diferentes países.

Hace semanas, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, y su par sonorense, Guillermo Padrés, anunciaron un proyecto conjunto para detonar nuevos negocios y buscar inversiones en otra zona tan desértica como las suyas: Israel.

Buscan atraer firmas de tecnología y modelos de negocios exitosos israelíes. A esta estrategia binacional la bautizaron Ventaja Global. Arizona aportará espacios de investigación y desarrollo, como el Tech Park de la Universidad de Arizona. Sonora pone infraestructura para manufacturas y cadenas de producción y apoyo logístico por sus puertos al mar. Además, una herramienta que podría ser el catalizador en este proyecto, es que México e Israel tienen un tratado de libre comercio desde 2000 y que ahora tiene una balanza 100% libre de aranceles.

Los patrocinadores del proyecto, aparte de Brewer y Padrés, son algunas cámaras de comercio (las de Tucson y Phoenix, por ejemplo) y The Offshore Group, firma de servicios de manufactura y logística que es el principal empleador privado de Sonora.

Según Naomi Weiner, coordinadora de la Iniciativa de Desarrollo de Negocios con Israel, el siguiente paso es preparar programas para atraer a las startups de Medio Oriente y presentarlos en una visita de los gobernadores Brewer y Padrés. La idea es encantar a firmas en proyectos donde la región Arizona-Sonora es fuerte como tecnología aeroespacial, de defensa y de energías renovables.

Un punto a favor de Ventaja Global es que esta región tiene una balanza comercial internacional de más de 18 mil mdd y ofrece capacidades de investigación y producción sin par, con lo cual los inversionistas israelíes buscarían explotar un mercado donde también podrían fabricar. Ahora, Israel tiene en China cientos de proyectos de inversión de manufactura, por lo cual no suena nada descabellado traer parte de esa base a Sonora. A lo mejor tendríamos como promotora de estos proyectos a figuras como Scarlet Johansson.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson