Nada personal, solo negocios

Sigma, firme para comprar y vender chorizos y jamones en Europa

Se aclara el panorama para que Sigma se expanda en España. Es lo que se observa en las recientes declaraciones del gigante chino Shuanghui en cuanto a aprobar una eventual compra de los regiomontanos de la española Campofrío.

Y es que Sigma Alimentos anunció hace semanas sus intenciones de comprar la alimentaria española por más de 932 mdd.

Al principio, el panorama se complicó en este plan de expansión de Sigma (que aún tiene que aprobarse vía una OPA en España) pues en la composición accionaria de Campofrío interviene la propia Shuanghui, un gigante en el procesamiento de carne de cerdo.

Esto porque a principios de año los chinos compraron a la estadunidense Smithdfield Foods, que es dueña de 37% de Campofrío. Tras el anuncio de Mario Páez, director general de Sigma, de hecho se especuló con que los chinos habían pedido fondos al Banco Central de China para invertir fuera del país, incluyendo comprar el resto de Campofrío.

Sin embargo, los directivos de Shuanghui dieron su beneplácito para la expansión mexicana.

Quizá sea solo cuestión de tiempo para que Sigma llegue a Europa, pues se reporta que ya tenía acuerdos con los otros accionistas principales de la firma española. Se trata de la financiera Oaktree Capital (con 27.9 % de las acciones) y La Caixa (4.2%). Asimismo, la firma se aseguró el respaldo del mandamás de Campofrío, Pedro Ballvé.

La prensa española se hizo eco del anuncio del ejecutivo de que vendería el 12% de acciones de su familia y que acordaron que él sea un co-inversionista en la nueva estructura corporativa y que se mantendría como presidente de la empresa por cinco años más.

Con esto, la huella global de Sigma se ampliará. Con sus diversas marcas ya tiene 34 plantas y 133 centros de distribución en 134 países y casi medio millón de clientes (desde tienditas hasta cadenas minoristas). Además, Campofrío, le permitirá a Sigma entrar en nuevos nichos de mercado a mayor valor agregado.

De cualquier forma, Sigma estará de fiesta pues ya prepara también su salida a la BMV. Si con Alpek, la regiomontana Alfa pegó una vez (su bursatilización en 2012 es la que alcanzó la mayor cifra en la historia del país), con Sigma será un auténtico manjar para segundo tiempo en la cena corporativa.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson