Nada personal, solo negocios

El nuevo matrimonio de Fiat y UVM

El huevo o la gallina. Las inversiones en los sectores más activos de la economía o los recursos humanos para cubrir los puestos que se necesitan.

Lo cierto es que mientras se siguen acumulando los anuncios millonarios en los sectores automotor y energético, no se multiplican los futuros empleados con las necesidades específicas para ambas industrias.

Por mucho tiempo, ser "técnico" no estaba bien visto: no tenía el peso del título de licenciado o ingeniero. Pero lo cierto es que la mayor escasez de puestos a cubrir es precisamente de técnicos. En México solo 4% de los universitarios estudia una carrera técnica, mientras el promedio de la OCDE es de 30%.

Mañana arranca un nuevo proyecto educativo la Universidad del Valle de México (UVM): el lanzamiento del Instituto Profesional UVM, con una alianza con Fiat Chrysler Automobiles México.

Juntos —algo que ojalá se replique— diseñaron los programas de técnico en mantenimiento automotriz y técnico en manufactura automotriz. Se trata de carreras de dos años que se dividen en cuatrimestres. El costo de la matrícula es de 2 mil pesos.

"Sabemos que en México hacen falta 1.4 millones de técnicos superiores universitarios para estar a la par de los países de la OCDE. Estamos convencidos que para detonar este modelo educativo es indispensable una colaboración estrecha entre el sector productivo y las instituciones de educación superior, el convenio que estamos firmando Fiat y el Instituto Profesional UVM es un ejemplo de cómo hacerlo", me decía el propio Dieter Holtz, presidente de Laureate México (propietaria de UVM).

Los técnicos que se reciban de esas dos especialidades tendrán el "aval Fiat", lo que incluye, además, estancias profesionales para los alumnos de grados avanzados, la realización de prácticas y talleres en la planta que la armadora italiana tiene en Toluca. Otro de los valores que me pareció interesante es que muchos de los actuales empleados de Fiat se convierten en profesores de estas carreras técnicas de la UVM.

Si bien Laureate México ha estado trabajando con prácticamente todas las armadoras para conciliar un acuerdo como éste, la terminal que dirige Bruno Cattori fue la primera en levantar la mano. En el sector energético ya tienen un acuerdo similar con la multinacional Halliburton.

Recuerdo en marzo de 2015, cuando me platicaron en UVM del lanzamiento de este proyecto de carreras de técnicos superiores universitarios, calculaban que podían llegar a captar el mismo número de estudiantes universitarios; es decir, duplicar su tamaño, que hoy supera 120 mil estudiantes en todos sus campus.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson