Nada personal, solo negocios

Salinas a la peruana

Por donde quiera que se vea, a Ricardo Salinas Pliego le sienta bien Perú. El país sudamericano se ha convertido en el segundo mercado más relevante para las principales empresas de Grupo Salinas (principalmente Tv Azteca y Elektra). Y ahora, de la mano del gobierno peruano, Salinas está de vuelta en los mercados financieros con la colocación de bonos a 16 años.

Se trata de una emisión por parte de Red Dorsal Finance, un vehículo en de coinversión de Grupo Salinas y el gobierno peruano. La firma es el brazo de inversiones de Red Dorsal, una empresa mediante la cual Tv Azteca construye una red para comunicar numerosas ciudades peruanas y proveer servicios de banda ancha.

Lo que dicen los expertos es que esta operación, si bien indirecta o, como dicen, “por la puerta trasera”, señala el colmillo de Salinas Pliego para los negocios, inclusive fuera de casa.

La emisión, aunque será en beneficio de las operaciones de Tv Azteca y su socio Tendai, para construir la llamada red dorsal de Perú, está respaldada por el gobierno local, por lo cual tiene un grado de inversión BBB por parte de las calificadoras.

De hecho, desde diciembre el gobierno peruano aseguró que haría todo lo posible para proteger este proyecto de 750 millones de dólares para integrar con esta red de alta capacidad a todas las capitales de las provincias de Perú.

El proyecto tiene un rasgo sui géneris que sirve mucho al gobierno populista de Ollanta Umala: los tramos de avance se van anunciando en actos muy difundidos por los medios locales.

Así, cada vez que se entrega un tramo en este enorme proyecto de telecomunicaciones, tanto el gobierno federal peruano como Tv Azteca reciben menciones en prensa. Y así será hasta que se terminen las 22 capitales regionales y 180 capitales de provincia incluidas en el proyecto.

Eso consigue que, por lo menos en aquellas tierras, quede un poco borrado el pasado de Salinas Pliego entre diversos miembros de la comunidad financiera. Como se recordará, el empresario salió por piernas de Wall Street, donde lo menos fue que lo acusaron de apropiarse de más de 100 millones de dólares por créditos a sus empresas y en demérito de sus propios inversionistas.

Y qué decir del pleito con Luis Téllez, ex presidente de la Bolsa Mexicana de Valores por el peso de Tv Azteca en el Indice de precios y cotizaciones. En este caso, Salinas se impuso y la empresa siguió siendo componente del IPC.

(Esta columna y esta columnista regresan a las páginas de MILENIO el próximo 6 de abril).

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson