Nada personal, solo negocios

Revolucionó la hotelería de Los Ángeles y ahora viene a México

Sam Nazarian es el rey de la noche, ni más ni menos que en Los Ángeles.

Cuarentón, con un porte imponente y un currículum poderoso (es hijo del fundador de Qualcomm), toda su carrera la ha dedicado a la hospitalidad de lujo en la costa oeste de Estados Unidos. Y la noticia es que ahora viene por el mercado mexicano.

Creó hace un par de años el conglomerado SBE (Samy Boy Entertainment), que concentra seis hoteles de lujo (como la línea The Raleigh), 16 clubes privados (Greystone Manor, Foxtail o The Abbey) y una docena de restaurantes hipsters (entre los más reseñados están el Umami Burger y Katsuya).

De acuerdo con la última edición del ranking “Los 40 en los 40” de Fortune, se calcularon los ingresos de su holding en alrededor de 500 millones de dólares (mdd) al año.

Su último gran golpe en el sector fue el lanzamiento, a fines de 2014, del SLS hotel-casino en Las Vegas (antes Sahara Hotel & Casino), de mil 600 habitaciones y que demandó una inversión de 800 millones de dólares.

En el último reporte de SBE anuncian un plan de operaciones muy agresivo para México, asociados con Armar Group que, según el informe de la empresa, es una desarrolladora inmobiliaria de capitales mexicanos.

Nazarian pondrá su primer pie en el negocio local en Cabo San Lucas, con más precisión en Playa El Médano, donde planea abrir en 2017 un hotel de lujo de 200 habitaciones, más 250 unidades residenciales. Un año más tarde cortará las cintas de otro hotel, en Cancún, de 150 habitaciones, que también incluye otras 150 residencias VIP.

La impronta a México se completa con otro complejo hotelero en Puerto Vallarta, otro en Punta Mita y el último en la Ciudad de México.

De esa forma, el empresario iraní-estadunidense suma a nuestro país en su rosario de destinos, donde se encuentran en plena construcción de desarrollos inmobiliarios que incluyen a Las Vegas, Miami, Beverly Hills, Bahamas, Filadelfia, Nueva York y Pekín.

Los registros recientes de notas en EU sobre Sam Nazarian no hablan precisamente de bienes raíces: el anuncio de sus inversiones en México ocurrieron justo cuando cumplió 10 semanas fuera de la empresa, tiempo en el que tuvo que dar testimonio ante los reguladores de juego de Nevada acerca de su uso de fármacos ilegales.

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson