Nada personal, solo negocios

Petrobal comienza a perforar el Golfo en septiembre

Alberto Bailléres y su socio estadunidense Fieldwood Energy destinaron cerca de mil 500 mdd para su negocio conjunto: Petrobal.

Hace cinco meses ganaron el bloque 4 de la segunda fase de la Ronda Uno (los campos Ichalki y Pokoch). “Es un total de reservas de 170 millones de barriles de petróleo y el cálculo de inversión que hicimos fue de entre 8 a 10 dólares por barril”, explica Carlos Morales Gil, director general de Petrobal.

Como el contrato contempla dos años para la evaluación de dichas reservas, están en los análisis previos para comenzar en septiembre con las primeras perforaciones. “Es la única manera que tenemos para certificar que existe lo que se ha ofrecido”, abunda el ejecutivo.

El inicio serán solo dos pozos que demandarán una inversión de 120 mdd. Con los resultados de estas exploraciones, recién en 2018 comenzarán a diseñar el pipeline de inversiones de los 25 años que dura la concesión. “Esperamos recién comenzar a producir hasta el 2019. El plan es unos 50 mil barriles al día”, estima.

En esta etapa hay cerca de 30 personas dedicadas a estas exploraciones, 15 de Grupo Bal (socio financiero) y otro tanto de Fieldwood Energy (socio operador).

¿Afecta el precio del petróleo a este tipo de inversiones? En realidad no, hasta las benefician. “Si el precio del crudo se mueve, también se mueven los costos. Cuando está bajo —como ahora— podríamos decir que estamos en una buena época para la fase que nos toca”, expone. Lo contrario le ocurre a las empresas que ya están produciendo y que tienen compromisos generados y esta volatilidad sí los afecta.

Es un dato interesante, ya que abre la posibilidad de que las rondas que faltan (que incluyen aguas profundas) puedan ser más una oportunidad para las empresas nuevas que para los grandes consorcios o petroleras más poderosas. Con los tiempos que demanda la exploración y la extracción, estos bloques comenzarían a producir en 2024. “Es por eso que no es tan relevante para las inversiones el precio actual del barril, porque los proyectos demandan muchos años y dan resultados también a muchos años”, agrega Morales Gil, uno de los ejecutivos que mejor conoce el terreno (léase el Golfo), porque tiene una trayectoria de 30 años en Pemex y la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP) por una década.

A mediano plazo están estudiando también otras oportunidades de inversión como almacenamiento y transporte. Mientras tanto seguirán apostando en las rondas en aguas someras, en tierra, en pozos maduros y en no convencionales como el shale gas.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson