Nada personal, solo negocios

¿Qué tienen en común Peralta, los bancos de gestos y el Festival de las Luces del DF?

Cada año, la agencia JWT presenta las tendencias que se observan entre usuarios de tecnologías y consumidores de bienes y servicios. Ann Mack, gurú para los expertos en marketing y publicidad, desarrolla un reporte con base a lo que profesionales registran en sus respectivos mercados.

Lo que ve para 2014 es que la gente se cansó de la tecnología y busca experiencias más auténticas.

De esto toman nota organizadores de eventos que apuestan por experiencias llamadas inmersivas; es decir, que capturan la atención e imaginación de los consumidores en ambientes multisensoriales. Ejemplo de ello lo vimos con el Festival de las Luces de la Ciudad de México. Asimismo, en el Corona Capital tapizaron el Autódromo con diferentes espacios para atender a los asistentes.

Otra tendencia que Mack observa es quelos valores estéticos actuales ya son obsoletos. En este sentido, gracias a la corriente de lo orgánico y lo naturista, la gente se decanta por productos que no necesariamente son bellos o perfectos. La cúspide de este fenómeno lo vimos con el hacer del goleador Oribe Peralta y la ingeniosa campaña del Hermoso Peralta. En un mundo en el que todo está muy cuidadito, lo natural puede ser lo más bello.

Otros fenómenos que observa la experta de JWT delatan un revolucionado factor humano de la impaciencia. Queremos que todo funcione ya, que los servicios digitales no fallen, que el banco nos siga a todas partes, que los videos en el celular se vean bien. A mayor efectividad de las tecnologías, más impacientes nos volvemos.

Aunque muchos añoremos el anonimato, las nuevas tecnologías se suman a la creciente tendencia a la recolección de nuestros datos personales para usos que ni siquiera concebimos. Muchas cámaras en lugares públicos registran nuestras reacciones ante diversos eventos y eso conforma un banco de gestos que los mercadólogos utilizarán para diseñar nuevas formas de vender.

Con todo esto, hay un nuevo odio a la tecnología. Los rápidos e inesperados cambios afectan a muchos y eso ha derivado en que haya gente que pregona que el nuevo símbolo de estatus es no tener celular, ni e-mail, Facebook ni Twitter... JWT dice que en adelante probablemente demos más valor a cosas que se sienten más humanas y que cuestionaremos el appeal de las nuevas tecnologías.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson