Nada personal, solo negocios

Pepsi y su propia cruzada contra el hambre

Hoy, a primera hora de la mañana en Washington, la CEO y chairman de Pepsico, Indra Nooyi, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, anunciarán una alianza para un innovador proyecto de nutrición.

El plan se lanzará solo para cuatro países latinoamericanos: Colombia, Guatemala, Perú y México.

Si bien mantuvieron en reserva todos los detalles hasta hoy, se trata del Proyecto Cuchara (Spoon Project), que busca atacar por un lado la desnutrición y por el otro la obesidad infantil. La cruzada tendrá como aliados a la Global Alliance for Improved Nutrition (GAIN) y a Nutriset. Ésta última es una empresa familiar francesa, con sede en Normandía, que se dedica a la innovación en pos de productos nutricionales para problemas de nutrición en países en vías de desarrollo.

La excusa de esta puesta en marcha es ni más ni menos que en el Día Mundial de la Alimentación, un evento anual donde se presentan iniciativas de todo el mundo que busquen terminar con el hambre y la desnutrición. En el evento estará representando a la unidad mexicana de Pepsico su presidente, Pedro Padierna.

México es el segundo mercado más importante que tiene Pepsico fuera de Estados Unidos y uno de los de mayor crecimiento, aunque en el último año los números no han estado del todo favorables debido a los nuevos impuestos a las bebidas azucaradas.

Según datos del programa “Un kilo de ayuda”, en México 3 de cada 10 niños menores de 5 años sufre mala alimentación. Esta organización es la encargada de aportar datos de la Encuesta Nacional de Salud Pública (Ensanut) para elaborar el Ranking Nacional de Nutrición Infantil (Ranni). Según este listado, hoy en el país 1.5 millones de niños sufren desnutrición y otros 2 millones de menores de 5 años presentan anemia.

En la última entrevista que le hice a Pedro Padierna, éste me hacia hincapié en la impronta de Indra Nooyi en ese sentido, “la filosofía que ella impuso cuando se convirtió en chairman es que la empresa puede hacer cosas que le ayuden en sus resultados, pero también con un sentido para que la sociedad mejore”.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson