Nada personal, solo negocios

“Lo de Pemex es ilegal”

Al parecer para algunos de los grandes proveedores de Pemex, en México ya no hay ley. Y es que escuchaba la conferencia con analistas de Paragon y algo me llamó la atención de tal forma que mejor esperé a leer la transcripción por si mi oreja no me era fiel. Y sí, luego leí que Eduardo Reyes, analista de Jefferies, le preguntaba a los ejecutivos de Paragon si esta operadora de plataformas petroleras pasa por una situación “completamente ilegal” en México.

Paragon ha sido una de las empresas que más han resentido el efecto de la caída en los precios del crudo. Tanto así, que este año Pemex le ha cancelado algunos contratos multimillonarios por sus servicios.

Andrew Tietz, vicepresidente senior de Mercadotecnia y Contratos respondió: “Sí. ‘Ilegal’ es probablemente una buena definición de lo que sucede allá (en México). (Pemex) ha centralizado toda la operación de adquisiciones y contratas en la Ciudad de México y quitaron la facultad de las diversas áreas de negocios de contratar plataformas por sí mismas. Y eso ha creado bastante incertidumbre.

Por su parte, Steve Manz, el director de Finanzas de la empresa, recordó que el proceso de contratas solía ser muy transparente en México: “Cuando necesitaban una plataforma, se licitaba, uno adquiría las bases, lo mismo que la competencia, y todos sabían lo que pasaba. Pero luego (Pemex) ganó la facultad de iniciar negociaciones directas. Con ello, se perdió mucho en transparencia y, esto lo debo decir, mucho de lo que está ocurriendo actualmente es opaco”.

Pero el propio Manz recula en la misma conferencia y añade que este mismo proceso podría ser benéfico para todos los proveedores de Pemex, ya que la centralización en la toma de decisiones más una adjudicación directa podría llevar a recontratar sus plataformas de manera más rápida.

Apenas hace unos días Pemex avisó a Paragon que cancelaría un contrato por una plataforma, sumándose a dos que se habían cancelado previamente. Así, la empresa quedó con una sola plataforma en el golfo, misma que operará hasta fines de año.

Lo peor para Paragon es que se preciaba de tener una excelente relación con Pemex. Con esta postura de sus ejecutivos, más los problemas por la caída en el precio del crudo y la baja en la productividad de Pemex, no es seguro que cuando se reactiven los proyectos Paragon vuelva a ser de las consentidas. La esperanza quizá quedará con los contratos de Ronda Uno que se darán en verano en aguas someras.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson