Nada personal, solo negocios

El 'Nafta moment'

El tema central de la cumbre toluqueña será la revisión de los primeros 20 años del Tratado de Libre Comercio (TLC o Nafta). Se anticipan muchos espaldarazos entre los tres por los avances de la integración.

Hay firmas de los tres países que están de plácemes (más de EU), que ven en la plataforma manufacturera y de exportaciones que se ha construido con este tratado un nodo fundamental para sus negocios. Aplica en sectores como el acero, vehículos ligeros y pesados y hasta teléfonos celulares.

Porque algo debe saber Lakshmi Mittal, presidente y CEO de ArcelorMittal, quien el año pasado ordenó la compra de ThyssenKrupp, en Alabama, para atender el boom automotriz (en lo que México es ya una potencia).

Por su parte, Dieter Zetsche, presidente del Consejo de Administración de Daimler, confirma su “Nafta Moment” en el reporte de 2013 al decir que el mercado regional empujado por la demanda en EU, los deja en la mejor posición en autos de lujo y camiones. En este punto, México destaca. Tras marcar un hito en 2012 con 100 mil camiones Freightliner producidos en Saltillo, la cifra ya casi llega a 150 mil. Además, en el segmento de lujo se espera que este año salgan desde Aguascalientes los primeros Mercedes GLA armados en México gracias a la alianza Daimler-Nissan.

Pero el que más veladoras tiene prendidas es Fiat, que ve en la región el antídoto para las bajas ventas que registró en Europa, Medio Oriente y Asia. “El crecimiento en Nafta y la zona Asia-Pacífico más que compensa las pérdidas” en otros mercados, dijo Richard Palmer, director de Finanzas de Fiat. Para los dueños del Cinquecento, su best seller de esta parte del mundo, los ingresos en dólares en esta región subieron 10%, una cifra enorme para una empresa que hace cinco años no figuraba en el mercado.

Otra firma que aprovecha la plataforma regional es Foxconn, ensambladora de electrónicos de Hong Kong, cuyos clientes van desde Apple, Sony, Toshiba, a Nokia, Motorola y BlackBerry. Foxconn producirá nuevos smartphones en Guadalajara. México, “un país Nafta”, dijo John Chen, CEO de la canadiense. “Desde ahí abasteceremos los mercados desarrollados y occidentales”.

Son solo ejemplos de lo que ocurre en el mundo real de los negocios, allá afuera de la junta protocolar que tendrán Peña, Obama y Harper en Toluca.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson