Nada personal, solo negocios

Ni el Mundial frena a Cinépolis en Brasil

Mientras estábamos clavados en el futbol de Brasil, Alejandro Ramírez veía algo más que una pelota: negocios.

El CEO de Cinépolis cerró finalmente la compra de buena parte de la cadena de cines brasileños Cinemais.

“Es un circuito que está en el interior de Brasil, en las ciudades como Uberlandia, Cuiyabá, S. J. do Rio Preto, Manaos entre otras. En algunas ciudades teníamos presencia y en otras no”, confirmaba Ramírez.

No soltó la cifra en la cuál cerró esta operación, pero se trata de una cadena regional mediana, de unas 68 pantallas. Hace tres años, Cinépolis había hecho su primera gran compra con la cadena de cines Box Cinemas (de capitales españoles).

El potencial de crecimiento de este enorme mercado del sur es el que motorizó esta compra.

“Mientras México tiene una sala de cine cada 23 mil habitantes, los brasileños tienen una sala cada 85 mil”, explicaba Ramírez.

Con más de 3 mil 400 salas, Cinépolis —que es la cuarta empresa exhibidora más grande del mundo— ya tiene presencia en 11 países y la intención es seguir internacionalizándose. “Estamos creciendo un poco más fuera de México, por la madurez que ha alcanzado el mercado mexicano mientras que en otros países hay una oportunidad muy grande”, abunda el directivo. Tiene agresivos planes de aperturas en Centroamérica, Colombia, Perú, Brasil, India y en EU. De hecho en el país del norte, donde innovaron con sus salas VIP, están en pleno proceso de expansión. La marca desembarcó primero en California para crecer ahora a Florida y Virginia. “Estamos moviéndonos al norte y eventualmente desembarcaremos en la costa este de EU”, señala Ramírez.

La empresa está analizando actualmente llegar a otros mercados. “Nuestra estrategia los últimos años ha sido consolidar la presencia de los mercados donde ya tenemos operaciones, pero en este momento si estamos analizando la posibilidad de incursionar en dos países más nuevos”, afirma Ramírez. Los rumores son algún destino pendiente en Sudamérica y varias opciones en Asia.

En México, y a pesar de que la competencia se ha cerrado con la fusión de Cinemark y Cinemex, también hay planes de expansión. La meta son ciudades medianas y pequeñas (100 mil habitantes), muchas de las cuales hace 20 años fueron abandonadas por las grandes cadenas.*

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson