Nada personal, solo negocios

Miro, toco, elijo… y luego compro por internet

Hay dos palabras nuevas en el argot de las compras en línea: showrooming y webrooming. La primera es una tendencia que está creciendo en México y consiste en ir a una tienda física y en "vivo y en directo" elegir y conocer un producto para luego revisar en internet dónde se consigue más barato y hacer la compra en línea.

El webrooming es el camino inverso: reviso productos vía internet y una vez que se dónde es el mejor lugar, voy y lo compro en la tienda.

Recuerdo que hace un año, desde Walmart me comentaban que muchos clientes recorrían la tienda (sobre todo en la sección de electrónica) y luego se acercaban a una isla con computadoras donde se conectaban al sitio web de la cadena y compraban en línea el producto, porque incluso podían conseguir un mejor precio y entrega gratis.

Esta semana, Nielsen lanzó su más reciente estudio sobre "Comercio global conectado", un análisis que incluyó a México y que permite
ver algunas particularidades que tenemos en el país a la hora de la lanzarnos a comprar en línea.

"De acuerdo con el estudio, las conductas de los mexicanos varían dependiendo del tipo de artículo del que se trate: hacen showrooming para compras de muebles o decoración (70%), flores y regalos (69%) y vinos (69%); mientras que para juegos de video (71%), IT y dispositivos móviles (63%) es más frecuente el webrooming", me explicaba Armando Uriegas, director general de Nielsen México y Puerto Rico.

Olvídese del tema de la penetración de internet o de la bancarización, una de las principales barreras para comprar por internet —según el estudio— tiene que ver con que no pueden inspeccionar los productos, sobre todo los consumibles. Esta fue una de las razones que dieron 77% de los mexicanos encuestados, 80% de los estadunidenses y 75% de los canadienses. El otro tema que preocupa a los compradores mexicanos es la entrega (68%), uno de los "miedos" más altos en todos los países.

La red es otro tema: cinco de cada 10 encuestados no confía en que su conexión a internet sea lo suficientemente estable como para empezar y terminar una operación en línea.

Sin duda los bienes durables tienen un mayor crecimiento y sigue rezagada la compra de comestibles. "Aun cuando hoy los índices de compra de los consumibles (sobre todo de supermercados) son bajos, el potencial que tiene el crecimiento de esta categoría está ligado a la tasa de adopción", agrega Uriegas.

En este mismo sentido, Walmart anunció que invertirá 3 mil 500 mdp en e-commerce, 24% de lo que invertirá en todo el país este año. La cadena espera que su negocio en línea crezca 1%, mientras que el de las tiendas físicas 3%.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson