Nada personal, solo negocios

“México es un país impoluto”

Jeff Immelt vino a México después de varios años. Lo entrevisté antes de la gala por los 120 años de General Electric en el país. La charla con el CEO global de GE  giró en torno a los cambios que ha impuesto en una de las 10 empresas más importantes de EU, pero también le pedí que me dijera qué era lo primero que le venía a la mente cuando pensaba en México.

Esperó unos segundos —rumiando la mejor respuesta— y dijo: unspoiled. Esta es una palabra que puede tener muchas traducciones: desde poco contaminado, virgen, intacto, impoluto, lleno de oportunidades. “Yo soy un trabajador nato, me encanta el trabajo, me encanta la gente que tiene una especie de astilla clavada y que le gusta trabajar duro. Y es eso lo que veo en México. Lo que veo aquí es que la gente acepta ideas, no hay arrogancia, quieren hacer las cosas, y eso me encanta”, me decía.

Está de acuerdo con las reformas actuales que se pusieron en marcha en el país, pero (como uno de los CEO más importantes del mundo, según la revista Barron’s) puso el punto en “i” correcta: “ahora todo se trata de la ejecución, de lograr que las reformas ocurran. Y esa es la parte más difícil para cualquier organización, ya sea de negocios o de gobierno. El secreto es la ejecución”.

Se lo escucha optimista respecto al país, “lo mejor que he visto en México en los últimos 15 años es que hay más personas que se gradúan de ingenieros, por ejemplo. Antes aquí había 70 por ciento de los egresados que había en EU, y ahora estamos equiparados. Eso para mí es la mejor noticia para la salud a largo plazo de México. Los gobiernos vienen y van, al final en lo que inviertes es en la gente, realmente inviertes en las ideas y en la gente”.

“Para GE, México se convertirá en el país de la innovación en energía. Creo que ustedes lo necesitan. Realmente necesitan esta reforma... ¡no tienen ni idea de cuánto
las necesitan!”, agrega Immelt.

¿Están pensando en un escenario con un presidente estadunidense cerrando fronteras? “Nosotros no cambiamos nuestra estrategia en lo absoluto y no estamos de acuerdo con eso. EU tiene 5 por ciento de la población mundial, y 25 por ciento del PIB global, cerrar las fronteras no es una medida inteligente, tal vez es una medida política, pero no vamos a seguir ese ejemplo. Creemos en el crecimiento económico, creemos en la competitividad, y creemos en los acuerdos comerciales, vamos a seguir trabajando en eso, independiente de quién sea el presidente”, agrega el ejecutivo que si bien se dice republicano no parece seguir el discurso del candidato de su partido a la Casa Blanca.

Y me quedé con sus dos palabras más poderosas de esa charla de más de media hora: somos un país impoluto donde la clave de nuestro éxito está ni más ni menos que en la ejecución.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson