Nada personal, solo negocios

En México, el Mustang también es cosa de mujeres

“En México más de 50% de los Mustang los compran mujeres”, dice al volante del nuevo modelo disponible en el país Gabriel López, CEO y presidente de Ford México.

La tendencia se repite en los otros países donde la marca tiene sus principales ventas: EU y Canadá. El primer Mustang de la historia fue vendido hace 50 años a Gail Brown, una maestra de Chicago.

Pero no solo hablamos del pony car. A escala global, la noticia más fuerte en el mundo automotriz fue la decisión de Allan Mulally de dejar la dirección global de Ford Motor Company, con números envidiables: 19 trimestres consecutivos con rentabilidad. México fue central en este hito histórico de la marca. “Ocupamos un lugar preponderante en cuestiones de abastecimiento a la organización de material, de vehículos y de motores, por ejemplo, desde nuestra planta de Chihuahua. Todos los esfuerzos en asegurar el abastecimiento en calidad, cantidad y costo han sido claves para que Norteamérica primero y a la corporación después den estos resultados”, agrega el CEO. Ford México representa 4% de las ventas globales de la automotriz, pero su verdadero peso está en la fabricación, ya que somos el cuarto productor mundial de la marca.

“Somos muy importantes desde el abastecimiento, porque nos convertimos en una fuente confiable por su calidad y altamente competitivo en costos”, dice López. Festejaron recientemente la producción del motor número 9 millones de Chihuahua.

El crecimiento sigue. Es un momento boyante que vive la industria automotriz y, en el caso de Ford, solo en el primer trimestre de este año aumentó en 8.6% sus exportaciones vs. 2013.

Para muestra, el Ford Fusion. “Es el auto más vendido del mundo. Vendemos más Focus que cualquier otro producto de cualquier otro fabricante del mundo”, afirma López. Solo el año pasado despacharon un millón 97 mil 618 unidades.

La planta de Hermosillo se lleva los laureles. Si bien era la única que fabricaba el Fusion hasta el año pasado (que tuvieron que sumar producción en Michigan), lo cierto es que es el resultado de una inversión que dio frutos históricos. No hace más de 18 meses que se le inyectaron mil 300 mdd.

“Tenemos planes agresivos hacia futuro en México”, asegura López, quien espera seguir pasando datos de crecimiento al nuevo CEO mundial, Mark Fields.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson