Nada personal, solo negocios

Llantas indo-mexicanas en taxis nipo-mexicanos en Nueva York

Hace unas semanas comentaba por aquí que uno de los beneficios del boom en la manufactura de automóviles en México es cómo podría arrastrar a otras industrias. En ese caso, nos referíamos a la fabricación de neumáticos, que en breve representarán un valor de más de 100 mil millones de pesos. Una de las estrellas en este universo de caucho es la firma india JK Tyre, que en 2008 compró a la legendaria marca mexicana Tornel. Ahora, en un caso de sinergia —y que habla muy bien del nivel de calidad que este fabricante ha alcanzado en el país—, sabemos que las llantas sobre las que correrán las siguientes unidades del llamado “taxi del futuro” serán hechas en México.

Y es que JK Tyre utilizará una de sus plantas en el país (de las tres que operaba Tornel) para abastecer la fábrica de Nissan en Cuernavaca, donde se produce el NV200, que en 2011 fue elegido por la Comisión de Taxis y Limosinas de Nueva York como el “taxi exclusivo para la ciudad”.

Luego de varios meses de pruebas, a partir de agosto de 2013 la planta de Nissan en Cuernavaca comenzó a fabricar en serie el NV200 y ya desde el otoño del año pasado más unidades circulan por las calles de Nueva York para satisfacer las demandas de más de 600 mil pasajeros diarios. El precio de cada unidad es de 29 mil dólares, el precio de un buen sedán de lujo, y que ahora incluirá las llantas también mexicanas, de JK Tyre.

Como era de esperar, Tornel se ha convertido en una de las joyas en los mercados internacionales para JK Tyre. Según Raghupati Singhania, presidente y director ejecutivo de JK Tyre & Industries, el éxito ha sido el enfoque en la innovación y la introducción al mercado global de nuevos productos para autos de pasajeros y comerciales. En este sentido, la operación mexicana de JK Tyre ha contribuido para que las exportaciones de esta multinacional india crezcan 20% en solo un año.

Habrá que ver si los exigentes usuarios neoyorquinos le dan el Ok a los NV200 y, de paso, aprecian un poco la mano de obra mexicana presente en cada banderazo de los taxis amarillos en la Gran Manzana.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson