Nada personal, solo negocios

Kia, 'El Bronco' y la presidenta de Corea

Estamos a exactamente 47 días de que Kia Motors inaugure su planta en Pesquería.

Según la empresa coreana, la fecha no se mueve "pase lo que pase, se decida lo que se decida".

No es ninguna novedad que las negociaciones entre la armadora y el gobernador de Nuevo León están estancadas: la automotriz reclama obras de infraestructura básica alrededor de la planta para operar y desde la oficina de Jaime Rodríguez la única respuesta que sale es la de cambiar todo el acuerdo y los beneficios para esta inversión que heredó de la gestión de Rodrigo Medina.

Pero Kia tiene una carta bajo la manga que espera jugar el próximo lunes 4 de abril, cuando la presidenta de la República de Corea, Park Geun-hye, se reúna, como parte de su visita de Estado, con Enrique Peña Nieto en Los Pinos.

Si bien la agenda oficial dice que se tratarán temas sobre colaboraciones bilaterales en temas educativos, científicos y culturales, sin duda el tema de la crisis de Kia en Nuevo León será otro de los focos de la junta. Corea es el sexto socio comercial de México, con un intercambio comercial de 17 mil 449 millones de dólares.

¿Qué falta entregar, según los contratos firmados entre Nuevo León y Kia? Obras de drenaje pluvial, vialidades, una instalación eléctrica que duplique los 70 megavatios que hoy tienen, suministro de agua para el área de pintura y espuelas de ferrocarril. Todos estos ítems suman unos 100 millones de dólares. "Se ofreció un acuerdo con el gobierno de hacer nosotros las obras y que el estado nos lo devuelva a 10 años, pero no lo logramos", afirma Manuel de la Torre, director de relaciones institucionales y de gobierno de Kia. La parte del ferrocarril les permitiría conectarse con la red de Kansas City y evitar el uso de madrinas para mover los coches desde la planta. "Nos las estamos ingeniando con pipas para el agua, por ejemplo. Ya tenemos casi al 100 por ciento la planta, ya estamos listos", agrega.

La decisión desde Seúl es negociar: desde la presidenta (que hará su parte la próxima semana) hasta cada funcionario del gobierno estatal y federal. ¿Por qué federal? Porque buena parte de esas obras caen en terrenos de la Secretaría de Telecomunicaciones y Transporte, como las carreteras y los accesos al ferrocarril.

¿Qué pasa si todo falla y no hay acuerdo con Peña Nieto y Park Geun-hye, ni con Jaime Rodríguez? "No tenemos un plan B, solo hay un plan A, que es salir en mayo. Tenemos hoy 48 distribuidores que surtir y en julio llegarán a 70", agrega De la Torre. De las 300 mil unidades que producirá Kia en Pesquería, 20 por ciento será para el mercado local, 20 para Sudamérica y 60 por ciento para EU.


barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson