Nada personal, solo negocios

Impuesto a los refrescos: ¿qué tanto es tantito?

Tescientos setenta millones de litros menos de refresco se venderán este año.

Cálculo de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac). Representa 2 por ciento del volumen total de consumo.

A 11 meses de implementado el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas con azúcar, la asociación comenzó un road show para mostrar su propio análisis de la repercusión que creen que ha tenido este impuesto en el consumo.

“El impuesto, como una medida para combatir la obesidad, está sobrevalorado”, dice Emilio Herrera, director general de la Anprac, “uno puede pensar que si se aumenta el precio de un producto, automáticamente baja el consumo… pero no es tan así”.

Cruzando datos de consumo del Inegi y los reportes de las embotelladoras, la asociación armó un media kit con datos al primer semestre:

1) 16% fue el aumento real que generó en promedio en los refrescos.

2) 5.1% fue la caída en ventas (aunque afirman que cerrarán el año con una caída de solo 2%).

3) 65% de la recaudación de este impuesto vino de hogares con nivel socioeconómico más bajo (aunque esto es un efecto directo; la propia asociación reconoce que es la clase baja quien más consume refrescos).

4) 5 mil empleos se perdieron en el primer semestre (Anprac reconoce que la industria se “sobreprotegió” por la caída en ventas y que lentamente se están recuperando). Como contexto, estos empleos representan solo 3% de la plantilla general y en la mayoría de los casos están relacionados con distribución, que suele ser el área más flexible de la nómina.

5) 53 mil mdp será la recaudación que tendrá la Secretaría de Hacienda con el IEPS (a refrescos y comida calórica). Este monto equivale casi al gasto que según la Secretaría de Salud han generado las enfermedades relacionadas con la obesidad. Solo en el caso de las bebidas (que serán unos 17 mil mdp) la recaudación será 30% más de lo que había calculado el gobierno.

6) 500 mil mdp es la inversión que las refresqueras dejaron en stand by ante este aumento (aunque dicen que las inversiones de “operación” no se van a frenar).

Ahora, le tocaría a la Secretaría de Salud preparar su media kit para mostrar su versión de la implementación de este impuesto y al propio gobierno un estatus sobre la promesa de usar parte de los ingresos en colocar bebederos en las escuelas públicas.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson