Nada personal, solo negocios

Gruma: 'back to Mexico'


Hace días, el consejo de administración de Grupo Industrial Maseca decidió integrar bajo el mismo mando de Juan González Moreno la dirección general y la presidencia de Gruma. Presidía el consejo desde diciembre de 2012. “Esta práctica ha dado excelentes resultados en la empresa. La operación a nivel global ya está encarrilada y ahora desea enfocarse en la operación en México”, confirma una fuente del grupo.

El primer año del hijo de don Roberto González Barrera al frente del consorcio fue su mejor pasaporte: el valor de la acción en la BMV tuvo un aumento del 150%, aceleró el pago de su deuda mejorando su estructura financiera, racionalizó gastos y se concentró en los mercados con mayores ventajas. La acción de Gruma desde el año pasado cotiza a niveles récord alcanzando un máximo histórico de 110,33 pesos por título (en 2012 estaba a 39,94 pesos). Se prevé que llegue a los 130.

¿Qué implementó para volverse tan sexy? “Se racionalizaron los SKUs –achicó el abanico de productos para no tener tanta dispersión– y las rutas de distribución además de racionalizar gastos en mercadotecnia y publicidad”, agregan desde el corporativo. La cereza del pastel fue el anuncio de que la calificadora Standard & Poor’s elevó su calificación de BB a BB+.

Puede sonar obvio pero la estrategia del CEO fue bajar deuda, concentrar esfuerzos y con esto aumentó la rentabilidad.

Juan González Moreno se hizo en el Gruma ‘internacional’ y ahora su meta es potenciar el ‘nacional’. Fue uno de los ejecutivos claves en el desarrollo de las operaciones de la empresa en EU desde los 80, fue director de Proyectos Especiales de Gruma Corporation, CEO de Azteca Milling; subdirector de las regiones centro y este de Mission Foods; director y subdirector de Ventas de Azteca Milling, y CEO Gruma Asia & Oceanía.

“La expectativa es crecer entre 3 y 4% este año tanto en el mercado interno como en el externo”, dicen desde Gruma.

González Moreno, tío de Carlos Hank González de Interacciones, aprovechó una coyuntura internacional favorable (los bajos precios del maíz) para ordenar números y enfocarse en adelgazar las deudas. 

Parece que la filosofía del nieto de don Roberto es primero regresar a las bases y luego regresar a México.

barbara.anderson@milenio.com   

Twitter: @ba_anderson