Nada personal, solo negocios

El Gallo de oro no matará al Gallo de plata

Hace una semana un comando de ocho personas encapuchadas ingresó a la mina de oro El Gallo, en Sinaloa. En el amanecer fueron reduciendo a nueve empleados hasta llegar a las instalaciones donde había acumuladas en bolsas de 25 kilos unas 600 toneladas de concentrado de oro y en diferentes camionetas 4x4 se llevaron el equivalente a 7 mil 700 onzas de oro. ¿El monto del robo? Unos 9 mdd.

“Este volumen equivale a 15% de lo que teníamos proyectado producir este año”, cuenta Eurídice Salomé González, CEO de Minera Pangea, filial de la canadiense McEwen Mining. El año pasado la mina produjo 37 mil onzas y este año el plan era llegar a 53 mil onzas. Eurídice es la primera mujer en la industria en llevar las riendas de una mina en la historia de México y, con décadas en el sector, este es el primer suceso de inseguridad que vive en Sinaloa. “Voy y vengo sola en mi camioneta desde el pueblo —Mocorito— a la mina y jamás me ha pasado nada en estos 12 años”.

Hace unos días el propietario de la empresa minera, Rob McEwen, declaró en una entrevista que su firma tenía buenas relaciones con los cárteles de la droga mexicanos, a quienes debe pedir permiso cuando desea explorar nuevas zonas. “En realidad lo que quiso decir es que tenemos muy buena relación con los ejidatarios, con los dueños de la tierra a la hora de planear los proyectos”, me decía la ejecutiva, “nunca hemos tenido contacto con ninguno, con nadie”.

Y mientras las investigaciones continúan y ella visita personalmente al comisionado de seguridad para aumentar el apoyo y el patrullaje en las zonas mineras, un equipo de expertos en seguridad acaba de aterrizar desde Canadá para crear una nueva forma de proteger las operaciones de El Gallo 1.

A pesar de este suceso (del que no se tienen pistas del destino final de ese material ni de los ladrones), a 7 kilómetros se siguen los pasos para la instalación de una segunda mina, esta vez enfocada en la producción de plata. “Ya tenemos todos los permisos y estamos haciendo pruebas”, me decía Eurídice. Si bien el robo desestima la puesta en marcha este año, la idea sería el año próximo con una inversión aproximada de 150 millones de dólares. Se trata de una mina que tendría reservas probadas de 40 millones de onzas de plata más 600 mil onzas de oro.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson