Nada personal, solo negocios

GEO y Homex: barajar y dar de nuevo

Es altamente probable que GEO salga del concurso mercantil en mayo, la negociación hasta ahora va en tiempo y avanza”, afirma Griselda Nieblas, directora general del Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom). Y justamente ayer, la otrora mayor desarrolladora mexicana convocó a una asamblea con sus accionistas el 6 de mayo para mostrarles su plan de reestructuración de la deuda que sumaría unos 32 mil mdp.

El plan incluye un programa a cinco años donde se construirían en total 125 mil viviendas que le darían el flujo necesario para pagar los créditos bancarios. Hace unos días, la propia empresa explicó que 88% de su capital social quedaría en manos de los acreedores, 8% en los accionistas actuales y las restantes acciones en la administración de la firma.

Si las negociaciones salen bien y se cumple el plan de la desarrolladora, en el último trimestre del año regresaría a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores.

Las acciones de GEO dejaron de cotizar en medio de la crisis viviendera en 2013 y en marzo del año pasado entró en concurso.

No solo GEO, Homex también negocia por estos días con sus acreedores la reactivación de créditos para salir de sus respectivos concursos mercantiles. “Será a mediados de junio cuando se conozca el pasivo reconocido para esta empresa. Ya empezó a correr el último tramo de tres meses para confeccionar el listado de acreedores reconocidos y los montos”, explica Nieblas. El 30 abril se cumplirá un año de que esta firma entrara en concurso mercantil.

Y mientras las dos grandes siguen negociando con acreedores por un lado, y buscando alternativas de financiamiento por el otro, la tercera en discordia, Urbi, se encuentra en proceso también de entregar todos los documentos necesarios para reconocer los adeudos y los acreedores ante las autoridades.

Un dato que no es menor y que me confirman en Ifecom es que los bancos acreedores no solo están interesados en la reestructura de estas deudas, sino también en dar nuevos créditos para estas empresas.

Hace un año entrevisté a Orlando Loera, el director de reestructura financiera de GEO que contrató la familia Orvañanos para salir de la crisis y me dijo una frase lapidaria: “GEO sabía hacer casas, pero no dinero”. Ahora deberán demostrar a los bancos que esta crisis les ha enseñado también a hacer dinero.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson