Nada personal, solo negocios

Elon Musk, apagafuegos en Yucatán

Hace unas semanas, las redes sociales se inundaron con las imágenes de un automóvil incendiándose en un bulevar de Mérida. De por sí espectacular la visión, mostrada por el diario Progreso Hoy (http://bit.ly/1aP3w2x), el asunto se volvió viral por ser un Tesla S.

Un modelo deportivo eléctrico de lujo de Tesla, creado por Elon Musk, uno de los emprendedores más innovadores y exitosos de EU.

Musk, nacido en Sudáfrica en 1971, es fundador de PayPal, servicio de pagos por internet que vendió por una buena cantidad de millones de dólares. Esta fortuna le ayudó a crear compañías tecnológicas que le han permitido hacerse fama de innovador y agresivo al tiempo que llena huecos en áreas que las firma privadas le ganan terreno al sector público.

Es el caso de SpaceX, contratista de la NASA, ahora que ya no existe el programa de transbordadores espaciales. En marzo completó su segunda misión a la Estación Espacial Internacional (la que vimos estallar en Gravedad, película de Alfonso Cuarón).

Con Tesla, Musk representa el caso más exitoso de automóviles eléctricos de lujo. Como todas las industrias disruptivas, ha enfrentado casos de mala propaganda, algunas veces justificados y otras no. En Mérida, el modelo incendiado (cuesta 100 mil dólares y hay una larga lista de espera), llamó la atención por ser un Tesla y por lo raro de que un auto que no funciona con gasolina se haya incendiado de tal forma.

Musk respondió en su blog con una evaluación del accidente (como no lo harían Ford, Toyota ni GM). Ahí explicó que a pesar del incendio y lo aparatoso del choque, rescata que los tripulantes y el conductor salieron ilesos porque la cabina los protegió.

En la prensa especializada se aseguró que el conductor se había dado a la fuga. Algunas versiones anotan que el dueño es Fausto Orlando Castillo, funcionario de Hacienda local. De esto quedan dudas sobre qué hacía un Tesla en Mérida cuando lo más probable es que no existan estaciones adecuadas de recarga. Asimismo, qué tipo de registro de importación tendría, siendo que no hay distribuidores en México.

Musk cerró el asunto diciendo que el dueño del vehículo aceptó que un incidente similar en otro auto no lo habría podido contar… y que por ello ya puso su orden para Tesla S de 100 mil dolaritos.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson