Nada personal, solo negocios

Tache a Trump como administrador de EU

La opinión más leída de la semana en el Tampa Bay Times fue la del Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Le pidieron que responda ¿Ser un buen empresario significa que sería Trump un buen administrador de la economía de EU?

Las respuestas se fueron a la yugular del candidato republicano. No está de más echarles un ojo a días de estas cardiacas elecciones:

• “Escuchamos que Trump va a usar su autoridad y fanfarronería para crear puestos de trabajo, hacer que México pague por un muro y forzar a las empresas para que fabriquen más bienes en el país. Pero en nuestra sociedad democrática el éxito como gobernante se basa en el liderazgo y la persuasión sobre las virtudes de nuestras ideas; no sobre autoridad, jerarquía o amenazas. Nuestro sistema constitucional, balanceado y con instancias de verificación, se estableció contra ese estilo de gobierno, más propio de una monarquía o una dictadura que de una democracia”.

• “En los negocios puedes obtener ganancias abusando de terceros, como Trump lo ha hecho más de una vez. Nada más preguntemos a los miles de americanos engañados por gastar los ahorros de su vida en la Universidad Trump (…). Incluso si pudieras mantenerte mucho tiempo en los negocios estafando a otros, no puedes gestionar el gobierno sobre una base de mentiras y trampas”.

• “La relaciones internacionales se basan en confianza, pero la confianza se puede convertir en una de las materias primas más escasas en la economía global bajo una presidencia de Trump”.

• “La política económica de Donald Trump no va hacer crecer nuestra economía ni ayudará a igualar el campo de juego económico. De hecho, Moody’s estima que la política económica de Trump hará desaparecer
3.4 millones de empleos en cuatro años”.

• “Cualquier habilidad y conocimientos que Trump haya desarrollado como estrella de un reality, operador de casinos, empresario de concursos de belleza, desarrollador de bienes raíces y prestanombres de una universidad ficticia, no son las habilidades que se necesitan para timonear a nuestro país durante estos difíciles tiempos económicos”.

Trump tiene en su historial al menos seis quiebras y según PublicIntegrity.org está involucrado en 100 demandas federales en EU. Pero sí ha sido muy exitoso vendiendo su apellido como marca registrada para bautizar desde bienes raíces y concursos de belleza hasta ropa. “He visto de primera mano cómo se compone el éxito en el sector público y privado. Son notablemente diferentes. De hecho lo que te hace exitoso en uno puede contribuir en tu fracaso en el otro”, concluye Stiglitz.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson