Nada personal, solo negocios

Día de Muertos "high tech"

¿Quién lo iba a decir? Resulta que ahora morirse puede, y debe, ser sustentable. Por eso me resultó interesante lo que plantea la funeraria J. García López.

Al margen de cuestiones ideológicas y religiosas, la cremación tiene lados positivos, dice Óscar Bonilla, director ejecutivo de la empresa. Uno es que, con las nuevas tecnologías en cuestiones de incineración, los efectos por polución o calentamiento global son mínimos. En esta funeraria las cremaciones se realizan en equipos que en la industria se conocen como los “Rolls-Royce de los incineradores”.

El Ener-Tek IV, fabricado por Matthews International, una firma de Pittsburgh, Pensilvania, que ha realizado más de 3 mil 500 instalaciones en 50 países.

Con el Ener-Tek se pueden operar hasta 16 cremaciones al día, y cada equipo es resultado de “las más avanzadas tecnologías de cremación con estándares ambientales”, asegura el fabricante. Este equipo se puede controlar vía internet y cada instalación tiene características que se ajustan a las normas de calor y emisiones.

De sus mejores clientes es J. García López que, dice Bonilla, “fue la primera empresa privada que ofrecía servicios de cremación fuera de un panteón”.

A la fecha tiene ocho concesiones para hornos crematorios, lo que les permite liderar este negocio. Las cremaciones representan 60% de los 6 mil servicios en promedio al año.

Con este margen, la empresa es responsable de 8 de cada 10 cremaciones que se realizan en el país. “Somos líderes a escala mundial, como empresa privada”, dice el ejecutivo.

A pesar de la fuerte catolicidad de los mexicanos, y porque a muchos nomás no nos sabe no ir a llorar al camposanto en Día de Muertos, hay un auge en el negocio de las cremaciones.

“Es menos difícil el proceso para los familiares y de menor costo”, dice Bonilla. La empresa ofrece paquetes integrales que incluyen trámites, transporte y cremación.

Como en todo, el precio depende: hay planes desde 22,500 pesos (Plan A Futuro, se llama).

“Una vez que se concluye de pagar, en el caso específico de nosotros, el plan es 100% transferible y no tiene caducidad”, señaló el directivo.

Hasta las tradiciones más arraigadas cambian con la tecnología… y el Día de Muertos no es la excepción.

Twitter: @ba_anderson

 

¿Quién lo iba a decir? Resulta que ahoramorirse puede, y debe, ser sustentable. Por eso me resultó interesante lo queplantea la funeraria J. García López.

Al margen de cuestiones ideológicas yreligiosas, la cremación tiene lados positivos, dice Óscar Bonilla, directorejecutivo de la empresa. Uno es que, con las nuevas tecnologías en cuestionesde incineración, los efectos por polución o calentamiento global son mínimos.En esta funeraria las cremaciones se realizan en equipos que en la industria seconocen como los “Rolls-Royce de los incineradores”.

El Ener-Tek IV, fabricado por MatthewsInternational, una firma de Pittsburgh, Pensilvania, que ha realizado más de 3mil 500 instalaciones en 50 países.

Con el Ener-Tek se pueden operar hasta 16cremaciones al día, y cada equipo es resultado de “las más avanzadastecnologías de cremación con estándares ambientales”, asegura el fabricante.Este equipo se puede controlar vía internet y cada instalación tienecaracterísticas que se ajustan a las normas de calor y emisiones.

De sus mejores clientes es J. García Lópezque, dice Bonilla, “fue la primera empresa privada que ofrecía servicios decremación fuera de un panteón”.

A la fecha tiene ocho concesiones parahornos crematorios, lo que les permite liderar este negocio. Las cremacionesrepresentan 60% de los 6 mil servicios en promedio al año.

Con este margen, la empresa es responsablede 8 de cada 10 cremaciones que se realizan en el país. “Somos líderes a escalamundial, como empresa privada”, dice el ejecutivo.

A pesar de la fuerte catolicidad de losmexicanos, y porque a muchos nomás no nos sabe no ir a llorar al camposanto enDía de Muertos, hay un auge en el negocio de las cremaciones.

“Es menos difícil el proceso para losfamiliares y de menor costo”, dice Bonilla. La empresa ofrece paquetesintegrales que incluyen trámites, transporte y cremación.

Como en todo, el precio depende: hay planesdesde 22,500 pesos (Plan A Futuro, se llama).

“Una vez que se concluye de pagar, en elcaso específico de nosotros, el plan es 100% transferible y no tienecaducidad”, señaló el directivo.

Hasta las tradiciones más arraigadascambian con la tecnología… y el Día de Muertos no es la excepción.

Twitter: @ba_anderson

 

 

¿Quién lo iba a decir? Resulta que ahora morirse puede, y debe, ser sustentable. Por eso me resultó interesante lo que plantea la funeraria J. García López.

Al margen de cuestiones ideológicas y religiosas, la cremación tiene lados positivos, dice Óscar Bonilla, director ejecutivo de la empresa. Uno es que, con las nuevas tecnologías en cuestiones de incineración, los efectos por polución o calentamiento global son mínimos. En esta funeraria las cremaciones se realizan en equipos que en la industria se conocen como los “Rolls-Royce de los incineradores”.

El Ener-Tek IV, fabricado por Matthews International, una firma de Pittsburgh, Pensilvania, que ha realizado más de 3 mil 500 instalaciones en 50 países.

Con el Ener-Tek se pueden operar hasta 16 cremaciones al día, y cada equipo es resultado de “las más avanzadas tecnologías de cremación con estándares ambientales”, asegura el fabricante. Este equipo se puede controlar vía internet y cada instalación tiene características que se ajustan a las normas de calor y emisiones.

De sus mejores clientes es J. García López que, dice Bonilla, “fue la primera empresa privada que ofrecía servicios de cremación fuera de un panteón”.

A la fecha tiene ocho concesiones para hornos crematorios, lo que les permite liderar este negocio. Las cremaciones representan 60% de los 6 mil servicios en promedio al año.

Con este margen, la empresa es responsable de 8 de cada 10 cremaciones que se realizan en el país. “Somos líderes a escala mundial, como empresa privada”, dice el ejecutivo.

A pesar de la fuerte catolicidad de los mexicanos, y porque a muchos nomás no nos sabe no ir a llorar al camposanto en Día de Muertos, hay un auge en el negocio de las cremaciones.

“Es menos difícil el proceso para los familiares y de menor costo”, dice Bonilla. La empresa ofrece paquetes integrales que incluyen trámites, transporte y cremación.

Como en todo, el precio depende: hay planes desde 22,500 pesos (Plan A Futuro, se llama).

“Una vez que se concluye de pagar, en el caso específico de nosotros, el plan es 100% transferible y no tiene caducidad”, señaló el directivo.

Hasta las tradiciones más arraigadas cambian con la tecnología… y el Día de Muertos no es la excepción.

Twitter: @ba_anderson