Nada personal, solo negocios

Después de 20 años, Vitro al fin sin deudas

Si todo sale bien y se concreta la venta de la unidad de envases de alimentos y bebidas a Owen−Illinois (O-I), Vitro por primera vez no tendrá deudas.

En el camino han quedado muchas renegociaciones de deudas, muchos cambios de mandos directivos, muchas reestructuras internas, muchos ejecutivos que llegaron y se fueron. Lo cierto es que estos 2 mil 150 millones de dólares que pone en la mesa el gigante estadunidense le quita a la empresa de los Sada su negocio fundacional (que representaba exactamente 50 por ciento de sus ingresos) y los pone en números positivos después de dos décadas. “La deuda cerró en el primer trimestre de este año en mil 175 mdd, ahora la vamos a pagar completa. Esta deuda comenzó con la crisis financiera de 1995”, me explicaba Claudio del Valle Cabello, director de administración y finanzas de Vitro; “si bien hay un tema sentimental en esta decisión al final del día lo que manda es la generación de valor para los accionistas”.

Vitro era el mayor fabricante de envases para alimentos y bebidas, con casi cuatro de cada 10 envases que circulan en el país. Sus principales clientes eran las tequileras, Coca-Cola, Herdez, Heineken y Pernod Ricard. Ahora este negocio lo toma un “recién llegado” al país como es O-I, que opera en México desde octubre pasado, cuando se quedó en partes iguales con Constellation Brands, con la planta de envases que era de Grupo Modelo en Piedras Negras (y que surte solo a EU). Allí invirtieron unos 300 mdd.

Con en esa jugada, la empresa regiomontana no solo se quedará sin deudas, sino que con un nivel importante de caja para buscar nuevas oportunidades con los negocios que se quedaron: vidrio plano para construcción, para autos y envases de farmacéutica y cosmética.

Sin duda, sin deudas y con efectivo podrá apostar al boom automotor, un sector que ha recibido anuncios de inversión hasta por 25 mil mdd en los últimos meses. “Actualmente somos los líderes del mercado, con 65 por ciento de la proveeduría de vidrio a este sector”, agrega el ejecutivo. Y en el sector de la construcción, por primera vez en muchos años, las nuevas cifras de crecimiento de la economía de Estados Unidos también son un aliciente desde uno de sus principales mercados; “lo peor de la crisis de este sector ya pasó. Y viene un crecimiento más sostenido”, agrega.

Y mientras eso ocurre en el hemisferio norte, en el sur aprovechará el dinero fresco para terminar la construcción de una fábrica de envases para cosméticos, que estará lista para operar a finales del año que viene. Allí (en el segundo mercado que más consume cosméticos en el mundo) destinará 85 mdd y también espera crecer en este nicho en particular.

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson