Nada personal, solo negocios

David Martínez, el mexicano que le gana a Slim en Argentina

Ayer, el nuevo gobierno argentino de Mauricio Macri le alzó el pulgar al empresario mexicano David Martínez para que (de una vez por todas) se quede con Telecom Argentina, la empresa líder de telefonía.

Mediante su fondo Fintech (con base en Estados Unidos), el regiomontano se quedó con 68 por ciento de las acciones de la empresa que controla a Telecom.

Esa compra casi se había vuelto una obsesión para Martínez. Hace dos años colocó 960 millones de dólares para concretarla, pero el anterior gobierno de Cristina Fernández vetó la operación al alegar que la firma no tenía experiencia en telecomunicaciones. "En realidad era una excusa, porque David Martínez es socio de Grupo Clarín, con 40 por ciento de su cablera Cablevisión, que es la líder en el negocio de internet", me decía desde Buenos Aires Enrique Carrier, director de la firma de investigación de mercados Carrier y Asoc. Para ponerlo en contexto, Cablevisión es responsable de 75 por ciento de Grupo Clarín.

A pesar de que Martínez tenía una relación muy cercana a la anterior presidenta y que incluso había propuesto interceder ante los famosos fondos buitres que capturaron la deuda argentina (y que se resolvió precisamente hace unos días), parece que el nuevo gobierno ha sido más benévolo con él.

Martínez pasará a controlar 54 por ciento del mercado de internet en Argentina (sumando Cablevisión y Telecom). "Carlos Slim, con Claro, solo tiene el negocio de telefonía celular, con 33 por ciento del mercado. Su paisano ahora pasa a tener telefonía fija, celular, banda ancha y cable. Sin dudas, se convierte en el empresario mexicano más fuerte del país", agrega Carrier.

El tamaño del negocio no es menor: 40 por ciento de la telefonía fija (4.7 millones de clientes), 32 por ciento de telefonía móvil, 26 por ciento de la oferta de internet de banda ancha y una facturación en ascenso. En 2015, Telecom reportó ingresos por 2 mil 700 mdd.

Una condición que aún está pendiente es saber si, por cuestiones de competencia, el regulador argentino le exija a Martínez desinvertir en Cablevisión, aunque muchos analistas en Argentina descartan esa posibilidad.

Y un dato interesante: el ministro de Comunicaciones argentino, Oscar Aguad, afirmó recientemente que están estudiando el modelo mexicano de "red de redes" para replicarlo en ese país.

Se acabó el tango de David Martínez, y después de casi tres años de cabildeo y millones de dólares mediante, finalmente se quedó con su capricho sudamericano: Telecom Argentina.


barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson