Nada personal, solo negocios

Crónica de un divorcio anunciado

Ayer Ricardo Salinas Pliego escribió en Twitter: “El día de hoy adquirí 100% de @Iusacell. Agradezco mucho a @EAzcarraga por estos 3 años de sociedad”.

Esta operación no es aislada, es un efecto dominó de la desinversión que anunció Carlos Slim hace semanas. La alianza Televisa-Azteca era en un escenario distinto, con un América Móvil que era un competidor inamovible. Ahora que Slim busca vender, no tiene sentido manejar una empresa de telefonía si la razón principal ya no sustenta la sociedad.

“Además, había una lucha de egos que dañó la marca, las operaciones y el rumbo de Iusacell. A pesar de que del lado de Azcárraga se inyectaron cientos de millones de dólares con los que se evitó la bancarrota y se saneó a la firma, del lado de Salinas no se quiso dar manga ancha a que Televisa manejara los hilos”, dijo un asesor financiero internacional que ha prestado servicios a ambas partes.

El deal era viable en la medida en que América Móvil se quedara como un ente monolítico en el negocio de las telecomunicaciones en el país.

“En esta operación ganan todos, porque Televisa se quita de una serie de restricciones sobre el negocio de la televisión y Azteca gana dinero y eficiencia operativa venida de sus años en Televisa… Además de que volverá a vender y contará con un necesario flujo de efectivo”, afirma un analista local que también pidió el off the record.

Otro factor que aceleró este anuncio fue el ruido que metió Telefónica cuando ofertó por Iusacell. “Quizá eso detonó el sacrificio en la pérdida en libros para Televisa, que pagó mucho más de lo que ahora recibe”, agrega el asesor desde EU.

Y quien dice: ahora hasta podría haber mejor química entre Televisa y Telefónica. Ambas han tenido pláticas de sociedad o fusión. Con esto, Tv Azteca podría perder más aunque se quede con 100% de Iusacell, porque no es una opción que le venda su firma a Telefónica.

“Televisa prefirió perder unos cuantos cientos de millones de dólares que enfrentar una relación de enfrentamiento con una empresa que es su rival natural y con la que tenía una alianza contranatura para enfrentarse a Slim”, añade el analista.

Es de las cosas buenas de la reforma en telecomunicaciones: traerá a otros jugadores al mercado con la venta de activos de AMóvil, y deshace una relación rara como la de dos competidores aliándose en pos de un negocio que no les funcionó.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson