Nada personal, solo negocios

¿Crecer o prestar? El huevo o la gallina…

Hoy que arranca la 77 Convención Bancaria, un dato para representantes de los 48 bancos que se concentran en Acapulco: 62% de los adultos entre 18 y 72 años no ahorra ni tiene créditos de instituciones formales. Esto deriva de la primera Encuesta Nacional de Inclusión Financiera que la CNBV encargó en 2012. Viene al caso, porque los bancos se proponen dar pie a una de las principales iniciativas de la reforma financiera: fomentar el crédito.

Ya lo dijo Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV: México necesita crédito barato y lo único que lo puede generar es la competencia franca, directa y abierta. Pero hay que dar pasos grandes. La meta de Los Pinos es que para 2018 el crédito sea 40% del PIB. Con ello, apenas llegaríamos a la media en América Latina. Pero sería un avance, porque la profundidad financiera (la relación crédito/PIB) es de 27% y si se toma en cuenta solo a la banca comercial, es de 17.3% (cifra del FMI en su Reporte de Acceso Financiero).

Según el índice Doing Business 2014 del BM, caímos al lugar 42 en la facilidad con que la gente obtienen créditos (en 2013 era el 40).

Es decir, los bancos requieren más garantías para prestar; los emprendedores requieren una economía que crezca, y para que la economía crezca se requiere que los bancos presten.

Urge que la economía crezca. Según el último informe de BBVA Bancomer, cada vez que el PIB mejora, los créditos aumentan 2 o 3 veces. “Si la economía aumenta, digamos, 3.4%, el crédito crecería entre 10 y 12%”, explicaba Jorge Terrazas, director de Comunicación. Luis Robles Miaja, presidente del consejo del banco prosigue: “El crecimiento del crédito está directamente relacionado con el PIB, basta con ver las gráficas de los últimos 40 años”. Como ejemplo, Terrazas refiere una proyección de Bancomer en la que se establece que de 2000 a 2013 el financiamiento a empresas y vivienda creció 9.3% anual, o 2.3 veces más que la economía.

Más allá de la reforma financiera, para los bancos la única manera de abrir el grifo a los créditos es “elevando el crecimiento económico”, dice Carlos Serrano, economista en jefe de Bancomer y remata: “lo que más afecta al bajo crecimiento de la economía son los bajos niveles de productividad que hay en el país”.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson