Nada personal, solo negocios

Cirque du Soleil aprovecha México para reordenar sus negocios

Hace días, en el hotel Mayan Palace Playa del Carmen, el Cirque du Soleil cortó las cintas de su primera cena-show circense del mundo llamada Joya.

Trabajaron en conjunto Daniel Chávez, fundador de Grupo Vidanta (que posee la cadena Mayan) y Daniel Lamarre, CEO de Cirque.

Y anunciaron otro desarrollo conjunto: Puerto Vallarta. Un parque temático con juegos de agua y espectáculos que demandará una inversión de 850 mdd a inaugurar en tres años. Es la primera vez que Cirque du Soleil construirá un parque temático.

La sociedad con el empresario mexicano llega en un momento clave para la empresa que fundara hace varias décadas el canadiense Guy Laliberté, quien tiene 90 por ciento de las acciones de Cirque. Después de ver en los últimos años una caída en la rentabilidad de sus espectáculos, contrataron a la consultora Bain & Co, que les recomendó crecer en otros formatos y otros negocios.

En un offsite de Laliberté y su equipo más cercano desarrollaron nuevas ideas para crecer y justamente las primeras nuevas ideas de negocios fueron una compañía subsidiaria para producir eventos (bautizada 45 Dregrees Events) y una línea de eventos pequeños para hoteles (el primero es el que hicieron con Daniel Chávez), programas de televisión para niños y parques temáticos (donde también debutarán con el empresario mexicano).

Hace meses, el propio Lamarre comentó: “Estamos creando con Mr. Chávez una nueva categoría de espectáculo para nuestra empresa. Por primera vez ofreceremos un show en una cena. Será una experiencia inédita”.

Hasta ahora, 85 por ciento de los ingresos de Cirque proviene de sus shows alrededor del mundo. La idea es que ese porcentaje baje a 60% y que en su lugar crezcan los ingresos por eventos especiales, los parques temáticos y shows hoteleros.

Incluso, en un informe de Dow Jones, afirman que Guy Laliberté está buscando un inversionista internacional que compre entre 20 y 30% de las acciones de Cirque du Soleil para reordenar los ingresos e inyectar fondos frescos para entrar a dos mercados poderosos como China e India.

Dejarán de experimentar con nuevos títulos y espectáculos para enfocarse en actividades más rentables y permanentes en el tiempo.

La alianza con Daniel Chávez puede ser su laboratorio de pruebas para nuevas avenidas de crecimiento para una empresa que cambió el concepto de los circos.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson