Nada personal, solo negocios

Cielos abiertos, intereses muy cerrados

Entre jueves y viernes se decide el futuro del negocio aerocomercial con EU. Será cuando se sienten a la mesa la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con el Departamento de Transporte y el de Estado de EU. La intención: modificar el Convenio Bilateral de Transporte Aéreo, algo que se conoce como “cielos abiertos”.

Con el actual convenio con EU (tenemos 70% del tráfico internacional del país) hay un límite al número de aerolíneas de cada país en cada terminal área. Por ejemplo, a Nueva York solo acceden dos: Interjet y Aeroméxico.

Este tipo de aperturas trae libertad de tráfico entre ambos países sin límites de vuelos ni de marcas. Y sin duda una competencia en primera medida, porque se multiplica la oferta de asientos desde y hacia cada país lo que provoca baja de precios.

“Aunque suene raro, en México quienes están en contra de esta apertura son las aerolíneas pequeñas, y no como ocurrió en otros mercados donde el dominante es el que se cierra a la apertura. Las nuevas aerolíneas sienten que no están preparadas para competir cuando se abra el negocio”, dijo un funcionario vinculado a las negociaciones entre ambos países.

EU tiene este acuerdo con Brasil, Chile, Colombia y Perú, mas no con su principal socio comercial, México.

Uno de los puntos en disputa dentro del acuerdo es la “inmunidad antimonopólica” que algunas aerolíneas quisieran que existiera. Esta inmunidad permite hacer alianzas entre empresas aéreas de ambas banderas, coordinar esfuerzos de ventas, centralizar ofertas, publicidad y negociaciones. Es buscar sinergias de negocios entre empresas asociadas que superen lo que pueden lograr hoy solo con un esquema de códigos compartidos.

En la región ya lo practican Lanchile con American Airlines con buenos resultados en el aumento de tráfico entre ambas compañías.

“Si no se consigue este acuerdo, que lleva un año de negociación, no hay muchas otras oportunidades de crecimiento para las aerolíneas mexicanas”, agrega el funcionario de transporte.

Hoy el tráfico entre México y EU crece un 3% anual y la apertura, con la figura de inmunidad antimonopólica, podría llevar a crecimientos de dos dígitos.

¿Se animarán las aerolíneas tradicionales y pequeñas a jugar en las grandes ligas si se abren los cielos mexicanos?

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson