Nada personal, solo negocios

"Ciao", Italia!, dice Carlos Slim

Con la autorización a América Móvil de reunir sus acciones del mayor operador móvil de Austria con las del gobierno federal de ese país, la firma mexicana se apuntó un doble play.

En primera, el dictamen del ente de competencia local, la Bundeswettbewerbsbehörde (o BWB), estipula que América Móvil puede, en un plazo que termina el 10 de julio, hacer una oferta de adquisición total del operador austriaco. La BWB determinó en su pleno que el control que ahora tendrá América Móvil no pasará por el cedazo de la ley antimonopolios austriaca, conocida como Corte de Cárteles.

No es que le hayan dado cheque en blanco a Carlos Slim. Los voceros de la BWB dijeron que de momento no hay motivo de preocupación respecto del proceso de adquisición. “Pero debido a la naturaleza de alta concentración del mercado de las telecomunicaciones, podría preverse que alguien controle este sector”, dijo una fuente informada.

Entre que son peras o manzanas, la BWB da el beneficio de la duda al eventual control de América Móvil sobre Telekom Austria pero advierte de un riesgo de cerrazón en el mercado que pudiera ser causado por obstrucciones o por la creación de desventajas a la competencia.

En días pasados se alertó sobre la entrada de América Móvil a la firma austriaca que tiene 16 mil empleados en Austria y seis países de Europa del Este, además de Liechtenstein, sobre todo por reportes del gobierno federal decidió bloquear la información sobre las deliberaciones de la comisión que supervisa al operador móvil.

Se pone más interesante pues hay que recordar que Slim entró a Telekom Austria comprando la participación que tenían en la empresa el millonario egipcio Naguib Sawiris y su socio austriaco Ronny Peck. Sawiris es visto como uno de los interesados en adquirir Telecom Italia, acompañado por varios inversionistas.

En este río de consolidaciones globales en la industria de las telecomunicaciones, el nombre del ingeniero Slim se menciona igual que el de Sawiris en cuanto a una entrada a Italia. Si bien Carlos García Moreno, CEO de América Móvil, ha negado estar en negociaciones, es innegable que una presencia de mayor envergadura en Europa los pondría en el radar de accionistas que buscarían más valor para sus papeles. Por ello, recobra fuerza la posibilidad de que América Móvil hable en italiano.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson