Nada personal, solo negocios

“El Chapo”, entre Facebook y Netflix

Si hubo un Señor de los cielos, Joaquín El Chapo Guzmán es El señor de los rankings. Antes de su arresto era el más buscado en varios países, el capo que más obsesionó a presidentes mexicanos, el enemigo público número uno de Chicago, el narco más rico…

En el Wall Street Journal lo etiquetaron como el CEO de una de las más grandes organizaciones criminales del mundo, con relaciones en 30 países, el gobierno de EU tenía una recompensa de 5 millones por él, hotline y hasta un correo para datos: chapotips@usdoj.gov.

En la cúspide de su hacer narcoempresarial, se dice que empleó a más de 100 mil personas en varios países. June S. Beittel, investigadora del Congreso de EU, dice que tuvo la habilidad para construir “la más poderosa mafia en el hemisferio occidental”. Si la cifra es correcta, El Chapo dio trabajo a casi medio millón, la quinta fuente de empleo en México, dice la investigadora Viridiana Ríos.

Guzmán conformó un modelo de negocio que arranca con la compra a productores de drogas, la transportación (incluyendo túneles y catapultas en la frontera y aviones ultraligeros no tripulados), la distribución en calle y, al final, miles de millones de dólares para lavar.

“El cártel de Sinaloa es una organización más parecida a un holding empresarial que a una banda criminal y sus brazos se ramifican”, escribió en El Ojo Digital Norberto López Canelo, ex zar antidrogas de Argentina, un país con fuerte presencia de El Chapo.

Esta actividad multinacional es la que da pie a otro de los mitos sobre El Chapo: que su fortuna supera los mil mdd, como por años aseguró Forbes. En parte, esto derivó de que según el gobierno de EU, Guzmán era responsable de más de 40% de las drogas que llegan de fuera y que su organización criminal introduce enormes cantidades de las “4 grandes”: cocaína, mariguana, heroína y metanfetaminas. Sin embargo, hace un año la revista lo dio de baja de su lista, porque su fortuna se fue dilapidando “y ya no tenemos la confianza de llamarlo billionaire”, informó Forbes.

Según InsightCrime, la fortuna de Guzmán tuvo que ceder ante el empuje de otros cárteles en busca de las ganancias. Sin embargo, según un artículo del año pasado del New York Times, las ganancias que genera cada año el cártel de Sinaloa pudieran llegar a los 3 mil mdd, similar a lo que generan Netflix o Facebook.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson