Nada personal, solo negocios

Cerveceros gringos demandan a Corona y sus hermanas

Poco se ha dicho fuera de los círculos legales de una demanda de amantes de la cerveza mexicana que dicen que la compra de Grupo Modelo por AB InBev, por más de 20 mil millones de dólares, provocó una simulación en la operación en EU que encareció sus cervezas favoritas.

Se trata de una reedición de una demanda, que ya un juez había desechado, pero en la que se alega que Constellation Brands y AB InBev violan la ley antimonopolios de EU.

El abogado Joseph Alioto (Alioto Law Firm), que representa a nueve consumidores de California y Misuri, pidió a un tribunal que dé entrada nuevamente a la demanda de sus clientes. El argumento es que luego de que el Departamento de Justicia de EU ordenara a AB InBev vender los derechos de distribución de las marcas de Grupo Modelo en ese país a su entonces rival Constellation, las empresas se coludieron para elevar los precios de marcas como Corona, Pacífico, Modelo, etcétera, que año con año figuran en el Top 10, y hasta en el Top 5, de las cervezas importadas en EU.

Según Alioto, previo a la compra total de Grupo Modelo por parte de AB InBev (Anheuser Busch ya era dueña de casi la mitad de la empresa mexicana), esta firma con dueños de Bélgica, Brasil y EU, así como su socio distribuidor Constellation, compartían el interés de elevar los precios de las icónicas cervezas mexicanas.

Lo que siguió a la orden del Departamento de Justicia, de que AB InBev vendiera los derechos de distribución a Constellation, así como plantas en México y derechos a perpetuidad sobre las marcas de Grupo Modelo, fue casi una simulación para poder salirse con las suya.

Los abogados de AB InBev alegan que la decisión de precios de Constellation es totalmente independiente y no ha tenido nada que ver con la fusión con Modelo.

Fuera de que la demanda, el hecho es que esta disputa señala la pelea entre las marcas mainstream contra las cervezas artesanales. En el nicho de las importadas, lo que está a la vista es una pelea encarnizada por consumidores conocedores y grupos que proponen el proteccionismo en una industria que siempre ha estado abierta a la llegada de productos de fuera.

Por lo pronto, Constellation Brands, por medio de su director general Rob Sands, se ha limitado a decir que su negocio en cuanto al portafolio cervecero mexicano "está mejor que nunca". En una reciente presentación con analistas, dijo que la firma fue la que más creció en el segmento de gama alta del mercado cervecero de EU, con sus marcas mexicanas como punta de lanza. Así que la demanda de nueve fans gringos a Constellation no le quita el sueño ni amenaza su salud.


barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson