Nada personal, solo negocios

Casa Saba, sin remedio

Las negociaciones empezaron en enero. La familia Saba no tenía en venta su cadena de farmacias Benavides y Ahumada, pero los europeos de Alliance Boots les hicieron una propuesta de compra. Las dos empresas ya se conocían desde hacía meses, cuando analizaron la venta del área de distribución de medicinas. “El año pasado quisieron comprar la distribuidora y no se llegó a un acuerdo, pero siguieron insistiendo con poner un pie en Latinoamérica y se acercaron a la empresa, porque querían el negocio de las farmacias”, recuerda una fuente cercana al grupo local.

La idea era cerrar en una sola operación el paquete completo de farmacias en nuestro país con la marca Benavides (mil locales), en Chile con Farmacias Ahumada (400) y la franquicia de las tiendas de vitaminas GNC para Chile y Brasil. 

“Creo que esa insistencia es una buena señal para México. La entrada de Boots va a mejorar precios, van a traer su enorme gama de productos, sus marcas privadas y eso va a cambiar mucho el negocio de las farmacias”, dice la misma fuente.

Pero la mejor señal fue para la propia Casa Saba. La empresa vendió en 638 mdd un negocio de retail que había comprado hace tres años a Casa Autrey por 400 mdd.

Este dinero, junto con los 4 mil 500 mdp que recibirán por la venta a los fondos americanos Pharma Equity Global Fund y World Global Equity Fund de su red de distribución de medicinas, les permitirá hacer frente a las deudas del grupo.

“Lo primero es pagar las deudas y luego se deslistarán definitivamente también de la Bolsa”, agrega la fuente.

Eso sí, nadie quiere contar dónde invertirán ahora las ganancias de haber abandonado definitivamente el negocio farmacéutico.

Dentro del Grupo Casa Saba hay un paquete de inversiones en bienes raíces y hotelería, dos firmas de logística (Transportes Marproa), Cetennial (distribuidora de productos de farmacia y retail) y algunas plantas que fabrican alimentos para mascotas, ganado y pastas secas que maquilan con marcas de terceros y que exportan en su totalidad.  “Pero son negocios pequeños. Les han ofrecido otras inversiones que están estudiando”, añade este operador cercano a la familia Saba.

Por competencia y afinidad, la búsqueda será lejos del negocio de la salud.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson