Nada personal, solo negocios

“Bancarizar no es lo mismo que incluir”

Hace unas semanas, el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) recibió un fuerte espaldarazo de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, cuando le puso una AAA(mex) para el largo plazo y F1+ (mex) para el corto plazo. “Realmente fue un trabajo de nuestra parte, de ayudarlos a entender a nuestro banco y fue ahí donde mejoró nuestra calificación”, me explicaba Alejandra del Moral Vela, directora del Bansefi.

A más de dos años de la reforma financiera (donde uno de los objetivos era convertir al otrora banco de ahorro en un banco social), su equipo directivo está sumando servicios para realmente serlo. Una de las metas es ir un paso más allá y no solo ser el organismo distribuidor de los planes de Prospera (cerca de 7 millones de beneficiarios, de los cuales 99 por ciento son mujeres) o de dar créditos blandos. “Quiero agregarle un programa de inclusión financiera a través de la educación”, agrega Del Moral, “porque bancarizar no es lo mismo que incluir”.

Si bien hoy los beneficiarios de Prospera están bancarizados (tienen una tarjeta para cobrar), no pueden operar con ese plástico: ocho de cada 10 planes se entregan en efectivo en canales cerrados, “es decir, que operan en un banco solo 1 minuto por bimestre”, agrega Del Moral.

Ya comenzaron a dar talleres de capacitación financiera personal y se ofrecen nuevos productos: cuentas de ahorro, de crédito de 2 mil 500 pesos a quienes hayan ahorrado en un trimestre con el banco, y un seguro (con cobertura de vida, servicio funerario, ambulancia, acceso a llamadas ilimitadas de teléfonos en México, EU y Canadá). Este set de servicios se llama Programa Integral de Inclusión Financiera y ya suma más de un millón de clientes.

“Con un grupo de usuarios lanzamos una prueba piloto en conjunto con el área de Coordinación Nacional de Estrategia Digital de un Prospera digital”, agrega la directora. Se trata de una aplicación sencilla para celulares analógicos, que permite ver en tiempo real cuál es su saldo en el banco y tener consultas rápidas con ellos.

Sin duda esos son los pasos previos hacia la banca móvil, que, espera, sea una herramienta mucho más “democratizante” entre los beneficiarios del plan. La idea es llegar con esa aplicación en primera instancia este año a 3.5 millones de clientes y completar los casi 7 millones de beneficiarios de Prospera para 2017.

“Mi meta es banca digital para todos”, agrega, “y lograr que el Bansefi sea por todos lados un verdadero banco”. “La tecnología es la manera más rápida de llegar a más gente y en lugares donde no hay banco. Tengo que llegar a los 70 millones de mexicanos que están en pobreza”, enfatiza.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson