Nada personal, solo negocios

Baillères se corona rey mundial de los toros

Alberto Baillères es conocido en todo el mundo como el rey de la plata, por ser el dueño de la mayor productora del mundo: Industrias Peñoles.

El empresario —con la segunda mayor fortuna mexicana según el ranking 2013 de Forbes— es conocido por su emporio de empresas (Grupo Bal) donde se destacan los seguros GNP, Profuturo, Grupo Palacio de Hierro, Valmex Casa de Bolsa y el Itam. Pero no todos saben que tiene un negocio paralelo, un hobby que ha convertido en una empresa: los toros de lidia.

Baillères tiene cuatro ganaderías propias en México: Begoña, Santa Teresa, San Miguel de Mimiahuápan y San Martín.

“Es el productor más importante del país”, dice una fuente cercana al empresario. Y ahora lo será más. “Yo calculo que se ha convertido en uno de los mayores productores del mundo de toros después de la compra que acaba de cerrar en España”, agrega.

En estos días, Baillères compró la ganadería Zalduendo, del empresario español Fernando Domecq. Zalduendo se dedica a la cría de toros desde el siglo XVIII en Cáceres (España) y es una de las más importantes.

Parte del acuerdo es que Domecq siga asesorando al nuevo dueño. Eso sí, no se pudo conocer el monto en el que se cerró la venta de “hierros y reses”, como dicen en los ambientes taurinos. Medios españoles suponen que el empresario mexicano buscaría una finca cerca de Sevilla para visitar con frecuencia su nueva ganadería o incluso para mudar los animales. Domecq cuenta con más de mil cabezas actualmente bajo su sello. Aunque, sin duda, el mayor capital que tienen estos ranchos son las reservas de semen de toros de alta calidad.

Baillères es un amante de los toros y ha hecho negocios alrededor de ellos. Desde su empresa Espectáculos Taurinos de México opera los cosos de Acapulco, Aguascalientes, Guanajuato, Guadalajara, Irapuato, León y Monterrey.

Si bien la venta se cerró financieramente a mediados de julio, el ‘traspaso oficial’ de la ganadería se dará en septiembre en la Feria Taurina de Pedro Romero en Málaga, con algunos de los mejores toreros del momento como son José Antonio Morante de la Puebla, El Juli y Miguel Ángel Perera.

Allí estarán Fernando Domecq despidiendo a su ganadería y Alberto Baillères coronándose como el rey de los toros a ambos lados del Atlántico.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson