Nada personal, solo negocios

Arrancan el 'lobby' para construir el AICM

Esta noche cenarán con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, los directivos del consorcio formado por nueve empresas constructoras que quieren quedarse con buena parte (o toda) de la obra del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Carlos Slim de Carso, Hipólito Gerard de Gia, Iñigo Mariscal de Marhnos, Héctor Ovalle de Coconal, Carlos Hank Rhon de La Peninsular, Bernardo Quinta de Ica, Federico Martínez de Tradeco, Juan Armando Hinojosa de Teya y Olegario Vázquez de Prodemex irán a la cita con Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción. Se sentarán a conocer más detalles de la megaobra de 9 mil 120 mdd que ha revolucionado el ambiente de las desarrolladoras de obra pública.

“La unión de las nueve empresas no es nueva, llevamos un año desde que nos reunimos y firmamos los estatutos. Solo que ahora nos hemos hecho más visibles”, dice una fuente cercana al consorcio.

Desde que se creó en 2013, la presidencia de este consorcio constructor la lleva Bernardo Quintana, pero en breve se cambiaría, ya que se estipuló que sea rotativa de a un año por firma.

“Queremos saber bien si se va a licitar de manera completa la obra o por fases. El consorcio es una gran idea siempre y cuando sí sea elegible para este proyecto”, agrega el empresario que pidió el off the record.

De las definiciones que puedan obtener esta noche y más adelante, cuando se revele el proyecto ejecutivo final de la obra, las empresas decidirán si van en bloque dentro del consorcio o si se presentan de manera independiente. “Todo puede pasar, nada es para siempre; primero tenemos que ver cómo se darán los pasos siguientes de la contratación de la obra”, comenta la fuente. Por lo pronto tienen la confirmación de que la desarrolladora californiana Parsons coordinará con ellos todas las obras.

La idea de este consorcio tiene un padre: Luis Zárate, que preside la Cámara de la Construcción. Fue él quien empezó a tejer esta alianza inédita como una manera de replicar en el país lo que hace unos años impulsó Barack Obama en EU de Buy America, para impulsar empresas locales.

La cena de esta noche será en la Cámara, un espacio donde volverán a verse los socios de una alianza que lleva un año cocinándose.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson