Nada personal, solo negocios

Ahora sí, Comex y Sherwin-Williams pintan su raya

Mientras se aproxima una pelea en tribunales por la fallida compra del negocio de Comex en México por parte de Sherwin-Williams, esta firma ya goza de la parte que sí pudo comprar de la mexicana en EU y Canadá. Según su primer reporte de 2014, las ex tiendas de Comex en el norte del continente dejaron ingresos por alrededor de 100 mdd, según Jeff Zekausas, de JP Morgan. Se espera que para el segundo sean de 135.

Sherwin-Williams apunta a una recuperación de su inversión en tiempo récord. El fabricante de pinturas pagó 165 mdd (en efectivo y en absorción de deuda) por 306 tiendas y ocho plantas de manufactura en Canadá y EU. Por ello, se antoja una pelea épica por cómo se le cerró la puerta para quedarse con Comex en México.

Esta historia de 2 mil 300 mdd no quedó en el olvido. El siguiente capítulo se va a dirimir en tribunales. Mientras que expertos aseguran que Comex podría tomar la ruta de la Corte Internacional de Comercio y Sherwin-Williams los mecanismos en el marco del TLC, la firma estadunidense se cura en salud. Su CEO, Chris Connor, dijo que la empresa presentó una queja en la Suprema Corte de Nueva York en la que asegura que “no violó el acuerdo de compra”, como Comex acusó. Directivos de estas empresas insisten en que trataron de satisfacer las condiciones de la Comisión Federal de Competencia Económica. Entre ellas, se sabe que Sherwin-Williams tendría que poner a la venta una parte de los más de 3 mil 300 puntos de venta de Comex que controlan 750 licenciatarios, pues la fuerza de ambas marcas en el mercado equivaldría a un jugador enorme que no garantiza condiciones justas a rivales y clientes.

Comex acusó a Sherwin de no cumplir con su obligación de “utilizar todos los esfuerzos comerciales razonables” para consumar la compra. Si se dirime esto en Nueva York o en el marco del TLC, está por verse. Por lo pronto, según Gansham Panjabi, analista de W. Baird & Co., hay un tercer jugador que podría pagar a los Achar. Es PPG Industries, que tiene una buena participación en México en pintura automotriz. Según la empresa, ocho de cada 10 “autos pintados en México” utilizan algunos de sus productos. Su entrada al sector de la pintura decorativa crearía nuevas condiciones para el cliente final.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson