Articulista invitada

Industria farmacéutica en México: a paso firme

Una de las industrias más importantes en la economía nacional es, sin duda, la industria farmacéutica, misma que por su producción, se ubica como la quinta actividad económica más importante, aportando alrededor del 7% del PIB manufacturero a nivel nacional.

De igual forma, nuestro país recibe anualmente importantes inversiones desde el exterior en este rubro, ejemplo de ello es que, de enero a septiembre de 2016 se registró una inversión extranjera directa por 772.6 millones de dólares, la cual se destinó a los 770 establecimientos de fabricación de productos farmacéuticos que operan en México y se estima que esta inversión se quintuplique en los próximos años.

En ese sentido, una de las fortalezas que distingue a nuestro país es el ahorro en los costos de manufactura para la Industria Farmacéutica, el cual asciende a un 17.1% en comparación con Estados Unidos, que representa el segundo mercado mundial en este sector después de China, factor que nos sitúa como uno de los mercados con mayor competitividad, rebasando a países como Canadá, Reino Unido, Alemania y Japón, de acuerdo con el estudio "Competitive Alternative 2016" de KPMG.

Cabe destacar que ProMéxico, la agencia gubernamental encargada de la atracción de inversión extranjera, destaca en particular dos fortalezas primordiales para el sector farmacéutico nacional. La primera, es que se cuenta con una regulación sanitaria avanzada en el rubro y en segundo lugar, la ubicación geográfica privilegiada que permite ahorros sustanciales en materia de trasportación y logística.

La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica estima que en este rubro se generan cerca de 87 mil empleos directos y más de 400 mil empleos de forma indirecta, ya que aproximadamente el 70% de las empresas farmacéuticas con presencia en nuestro país, cuentan con una planta de producción en territorio nacional, en tanto que se calcula que el 18% del ingreso de las ventas producidas, se reinvierte en México.

Un aspecto notable a destacar para el desarrollo de esta industria en nuestro país es la alta oferta de personal capacitado que ofrece, el cual aunado a la regulación activa que ejercemos, garantiza que los medicamentos, tecnologías e insumos utilizados son de primer orden y brindan la seguridad, eficacia y calidad requeridas a nivel nacional e internacional.