Voces Ibero

Talismanes de la memoria

“Correr el tupido velo” es el título que Pilar Donoso, hija adoptiva de uno de los más célebres escritores latinoamericanos, eligió para recuperar las memorias de su padre.El libro muestra las diferentes caras del escritor chilenoJosé Donoso,impulsor de talleres literarios y maestro de escritores como Alberto Fuguet, Soledad Fariña, Ágata Giglo y Gonzalo Conteras; amigo entrañable de Vargas Llosa y de Fuentes, y que pese a su genialidad no logró alcanzar la fama mediática ni las ventas de los otros representantes del boom. Para Pilar Donoso, el libro significó una confrontación con el recuerdo de su padre y con su propia existencia, un proceso sumamente doloroso que le costó su matrimonio y el juicio dealgunos familiares y amigos del escritor. Si Donoso es inclemente al juzgar a su mujer, a su hija y a sus amigos en sus escritos, lo es aún más con él mismo. El reconocimiento que recibió en el extranjero y en su natal Chile, no impidió que lo acosaran sus inseguridades, el miedo a que otros escritores y periodistas encontraran en los sesenta y cuatro diarios –legados a las universidades de Princeton y Iowa- detalles íntimos para ser explotados, y no el relato escrupuloso del proceso creativo y de las fuentes que inspiraron novelas como “El obsceno pájaro de la noche” y “Casa de campo”. A diferencia de otros seres cercanos a personajes célebres que buscan contagiarse de una fama ajena al narrar la parte oculta de sus vidas, Pilar Donoso dedicó siete años a la lectura de los diarios del escritor, a la revisión de las conversaciones que sostuvieron con el propósito de escribir la biografía, y al repaso de sus memorias infantiles y juveniles, como el tiempo que la familia pasó en Calaceite, España, un lugar idílico para la autora. En una entrada de los diarios de su padre, Pilar encontró una idea para un relato de ficción que paradójicamente se volvió realidad dos años después de la publicación de “Correr el tupido velo”. En esa historia, la hija de un escritor se suicida al no ser capaz de soportar las verdades narradas en sus cuadernos. Al pedirle que escribiera su biografía, Dono quiso heredarle a su hija la posibilidad de construir un lugar al cual volver, de preservar la memoria, por muy dolorosa que fuera.  


abaezduran@hotmail.com