Casta Diva

Muralismo visionario

Los artistas del movimiento muralista del siglo XX decidieron plasmar preocupaciones sociales en el muro y guiar el compromiso del arte público. Los murales del New School for Social Research (Nueva York 1930) fueron emblemáticos, uno de ellos a cargo de José Clemente Orozco, que denunciaba el imperialismo británico en la India, mostraba la Revolución Mexicana y la Revolución Marxista en Rusia, y en el otro mural Thomas Hart Benton pintó una narración crítica llamada America Today. Este mural está recuperado y expuesto actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York. La descripción que hace Benton de América es tan actual y feroz que el museo se vio obligado a “traducir” el contenido con un texto que la presenta como “una obra que idealiza una sociedad que vive la fascinación por las máquinas en un despegue humano y económico”. El mural de Benton se desarrolla entre distintas influencias de pensamiento: la presencia de grupos de intelectuales elitistas que despreciaban a las masas y el shock por la Gran Depresión que acabó con el sueño del progreso. Varios artistas denunciaron las trágicas consecuencias de la Gran Depresión, la corrupción y la diferencia abismal de las clases sociales, descrita con crudeza en la obra monocroma Gods’ Man de Lynd Ward, el artista creador la primera novela gráfica americana. La América de Benton es la América de hoy, pero el continente entero, una visión que más tarde inspiraría The Grapes of Wrath de John Steinbeck filmada por John Ford. El mural tiene ocho secciones pintadas en temple sobre gesso en lino montado en paneles de madera. El panel Instruments of Power se concentra en la tecnología, aviones, locomotoras, la generación de energía, en una composición cinética que se expande fuera del muro, lejos de ser una utopía como afirma el MET, anuncia la dominación capitalista que controla el progreso a través del desarrollo tecnológico y científico que siempre esta relegado en los países subdesarrollados, como el nuestro. Deep South denuncia que la esclavitud en el campo sureño continúa, en el primer plano un campesino negro vacía un costal de algodón en la báscula del capataz. La modernidad no ha llegado, los negros siguen sometidos a un régimen laboral injusto y los patrones son blancos y tienen el control de la tierra y de las cosechas. El panel final City Activities With Subway es la decadencia ética que desencadena el progreso. Especuladores de la bolsa de valores, fiestas burguesas con alambiques de alcohol violando la prohibición, la evasión de las diversiones, sobornos, las “taxi dancers” mujeres que cobraban por bailar con los clientes. Es nuestra sociedad contemporánea: el capital en manos de especuladores que llevan países a la quiebra, la injerencia imperialista a través las políticas incongruentes hacia las drogas, y la ignorancia masiva absorta en el entretenimiento digital. El mural de Benton es un vaticinio crítico, una lección de la Historia se proyectó como una a-dvertencia del futuro.