Porque es diario

Manuscrito hallado entre escombros. Entrada correspondiente al 2 de marzo de 2016: "Querido diario, acabo de leer una nota en Milenio Jalisco: «Los cinco jóvenes levantados por policías estatales el pasado 11 de enero en Tierra Blanca, Veracruz, fueron asesinados y sus restos molidos e incinerados, reveló Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación»; ay, querido diario, dios nos guarde de los infinita capacidad de los malos, uniformados o no, para dañar."

Entrada del 3 de marzo: "Socorrido diario, el tinte oscuro con el que día a día delineo a la otrora impecable y diamantina, ennegreció desde Nueva York; la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó su Informe de País. México, de las páginas 11, 12 y 13 inscribo en tus transidas hojas, porciones de él: «Según cifras oficiales, de diciembre de 2006 a noviembre de 2012 se cometieron 102.696 homicidios en el país y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas hizo referencia a 151.233 hasta agosto de 2015. Aunque la cantidad anual de estos delitos se ha reducido desde 2013, la cifra sigue siendo alta. Al 30 de septiembre de 2015, el Estado mexicano reportaba 26.798 personas 'no localizadas´ o desaparecidas a nivel nacional, y en algunas entidades federativas existe una tendencia a la alza.» (Que la mía no sea una de esas entidades). Sigue el informe: «Las falencias en las investigaciones sobre desapariciones son graves y múltiples. La actual crisis de graves violaciones de derechos humanos que atraviesa México es en parte consecuencia de la impunidad que persiste desde la 'Guerra Sucia´ y que ha propiciado su repetición hasta hoy en día. Muchos casos de desaparición no se denuncian debido a la desconfianza de los familiares en la capacidad de respuesta del Estado o su temor a sufrir represalias, y en los casos donde sí hay denuncia, la respuesta de las autoridades presenta graves deficiencias.» Entonces, paciente diario, asiento de mis tribulaciones, ¿tendrá más efecto lo que en ti grabo que las denuncias judiciales? Continúo: «Por otro lado, la práctica de la tortura es alarmante (...) El Estado mexicano informó que la Procuraduría General de la República (PGR) contaba, al mes de abril de 2015, con 2.420 investigaciones en trámite sobre tortura, y que existen sólo 15 sentencias condenatorias por este delito a nivel federal. La Comisión coincide con otros organismos internacionales al señalar que en México la tortura es generalizada, y se presenta frecuentemente entre el momento de una detención— que suele ser arbitraria—y antes de que la persona detenida sea puesta a disposición de un juez.» Cuánto horror, ¿qué me queda? ¿Huir? ¿Y si en la fuga me confunden con migrante? Pero el destino, que en un cuento Borges equipara con un camello ciego, a veces da tumbos hacia cierta claridad, otra vez de Milenio Jalisco: «El gobierno Mexicano respondió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (...) El informe de la CIDH desafortunadamente no refleja la situación general del país y parte de premisas falsas y diagnósticos erróneos... Tanto en la visita, como al término de ésta, el Estado fue enfático en afirmar que no se vive una crisis de derechos humanos y que las observaciones preliminares de la CIDH se habían construido a partir de encuentros y entrevistas sobre temas específicos y en lugares focalizados.» ¿De qué te ríes, querido diario? ¿De dónde esa risa como de hoja seca apachurrada, de dónde, compendio de papel inanimado? Quería dejarme invadir por la credulidad ramplona e imaginar que las declaraciones del gobierno son fuente de seguridad y confianza; tu carcajada puso ante mí un molino de caña de azúcar en Veracruz, alimentado con cuerpos, exprimiendo carne y huesos."

Entrada del 4 de marzo: "Diario, iré el 16 de marzo a la Casa Iteso Clavigero; el CEPAD, que participó en las mesas de consulta de la CIDH, presentará su informe 2015 sobre los derechos humanos en Jalisco, a las once de la mañana. Ya te contaré."

agustino20@gmail.com