Autos

Esta semana… en MILENIO AUTOS.

Una semana muy intensa en la industria automotriz en México, sobre todo por la toma de posesión a la presidencia de los Estados Unidos de Donald Trump. Existe mucha incertidumbre  de ver que es lo que va a suceder en los próximos meses con su política económica. Por lo pronto sean presiones o no, las armadoras automotrices como General Motors, FCA y Ford en México ya están haciendo algunos ajustes precisamente en sus inversiones y estrategias de mercado,  apoyando de cierta forma algunas decisiones o peticiones que les ha hecho directamente Donald Trump, en el sentido de que las inversiones  que se tenían programadas o producción de nuevos modelos o componentes sean tomadas en cuenta para  las plantas automotrices ya instaladas en el territorio estadounidense. Y algo que esta sucediendo son las amenazas hacia la economía en México de alguna o otra forma, la toma de posesión dejo muy claro que Donald Trump se quiere llevar a las fabricas automotrices que por décadas han producido vehículos territorio nacional, parece que no entiende que el mudo se ha globalizado y que los productos son internacionales, que los mercados buscan sus propios destinos de producción y comercialización en donde más les convenga, por costos de mano de obra y logística.

Por lo pronto pueda o no imponer un impuesto para los vehículos importados al mercado de Estados Unidos, si esta haciendo mucha presión, no solo a las armadoras norteamericanas, sino también a las japonesas y alemanas que tienen planes de expansión en nuestro país. Esperemos que Donald Trump tenga buenos asesores y que dentro de sus propuestas exista más bien la intención de apoyar a este tipo de industrias como la automotriz que trabajan muy de la mano con las matrices instaladas en Estados Unidos. Recordemos que fabricar autos en el vecino país del norte no es lo miso que fabricarlos en México en devaluados pesos.