GARGANTA PROFUNDA

Vázquez Mota: mucho ruido y pocas nueces

Aunque hoy intenta presentarse como la aspirante a la dirigencia nacional del PAN más competitiva, la verdad es que Josefina Vázquez Mota poco tiene que hacer en la contienda interna que se avecina.

Presume de contar con el apoyo de los ex gobernadores Francisco Barrio, Alberto Cárdenas, Fernando Elizondo, Carlos Medina Plascencia, Fernando Canales y Ernesto Ruffo.

Sin embargo, en términos reales, ¿qué representan estos personajes para la ex aspirante presidencial? ¿Tienen base social? ¿Serán capaces de llevar a buen puerto la candidatura de Josefina?

¿O más bien son y serán un lastre, uno más, que deberá llevar sobre su espalda, además de su etiqueta de perdedora, una verdad alimentada también por el hecho de haber abandonado durante tantos meses al partido tras colocarlo como la tercera fuerza política en el país?

Veamos: en Chihuahua, el estado de Barrio, el PAN está literalmente desaparecido y es la tierra de Gustavo Madero, que ganó una elección de mayoría al Senado en el 2006.

Alberto Cárdenas perdió la presidencia municipal de Guadalajara en el 2012.

Fernando Elizondo perdió la gubernatura de Nuevo León, a pesar de que inició la campaña con 17 puntos de ventaja.

Carlos Medina fue gobernador interino de Guanajuato, es decir, no ganó una elección: fue producto de una concertacesión salinista, y el actual gobernador, Miguel Márquez Márquez, no está en el proyecto de Vázquez Mota.

En Baja California, el senador Ruffo ganó en 2012 su elección, pero sólo gracias al apoyo del gobernador José Guadalupe Osuna. Sin embargo, ni este ni el gobernador electo, Francisco “Kiko” Vega, están con Josefina.

Y en Puebla… Bueno, en Puebla tampoco hay mucho que presumir: aquí Vázquez Mota perdió la interna con Ernesto Cordero –un pésimo candidato- a pesar de que contaba con el apoyo de Eduardo Rivera Pérez, Juan Carlos Mondragón, Eliseo Lezama y Leonor Popócatl, quien, además, era la presidenta de la Comisión Electoral.

Hoy las cosas son muy distintas en el PAN y para el momento de la contienda, las circunstancias de Rivera, Lezama y Popócatl van a cambiar de manera drástica.

¿Así qué cuál es la verdadera fuerza de Vázquez Mota? Muchos nombres, muchos apellidos, pero en el fondo nada de sustancia competitiva. En otras palabras: mucho ruido y pocas nueces. ¿O me equivoco?