Cultura y Arte

Joaquín Sorolla, los prodigios de la luz (Tercera parte y última)

Cuando nos adentramos en la historia del arte, profundizamos en el espíritu del ser humano, con su multiplicidad de aristas y abismos. Joaquín Sorolla, como lo he comentado en artículos anteriores, es un artista que vive con sus amores: el mar mediterráneo, el transcurrir de lo cotidiano en Valencia, la luz del sol que baña sus paisajes, la pintura y su esposa Clotilde.

Conoció Sorolla a Benito Pérez Galdós, a Ortega y Gasset, a Juan Ramón Jiménez. Sin embargo, Joaquín Sorolla fue producto del tiempo y su entorno, incluyendo a sus contemporáneos. Otros artistas contemporáneos compartieron su propia interpretación, siendo españoles y adheridos al clasicismo romano y al impresionismo francés. Algunas constantes en ellos hacen referencia a sus viajes permanentes a Roma, su encuentro con los movimientos artísticos en Francia y la admiración a los pintores españoles especialmente Goya y Velázquez. En cierta etapa de su vida, se ven en la disyuntiva de aceptar la vanguardia o la tradición estética como parte de una definición necesaria en el mundo del arte.

Esbozaré a algunos de los contemporáneos de Joaquín Sorolla.

1.- Ignacio Pinazo Camarlench. Nació en Valencia en 1849 y murió en Godella en 1916. Pintor que logra un nivel de abstracción en sus figuras de avanzada factura. En pleno auge de las vanguardias pictóricas, asume el postimpresionismo con una fuerza imponente. Su formación como platero, decorador de azulejos y de abanicos, le ayudó desde muy joven a definir su actividad artística de manera natural. Es precursor temático de Joaquín Sorolla.

2.- Manuel Benedito Vives nació en Valencia  en 1875 y murió en Madrid en 1963. Pintor que logró conservar la tradición y la estética valenciana hasta muy avanzado el siglo XX. Su padre trabajaba como taxidermista para la facultad de Ciencias de la Universidad de Valencia; esto provocó que  se interesara como artista por la constitución del cuerpo humano. En 1894 trabajó en el taller de Joaquín Sorolla, haciendo remembranza con los talleres gremiales de los antiguos artistas renacentistas; el espíritu de las escuelas de artes y oficios era profundamente nostálgico del pasado clásico. Sin embargo, Manuel Benedito se mantuvo fiel a un estilo realista de colores oscuros, alejado del iluminismo valenciano. En su madurez trabajó el retrato y fue asesor artístico de la Real fábrica de tapices.

3.- Hermenegildo Anglada Camarasa nació en 1871 en Barcelona y murió en 1959 en el Puerto de Pollensa. Estableció su taller en París, ciudad de la seducción artística. Iniciando la Primera Guerra Mundial estableció su residencia en Mallorca y durante la Guerra Civil Española se refugió en el Monasterio de Santa María de Montserrat. Su trabajo pictórico tiene influencias del modernismo y de las vanguardias francesas. Purista en el color, es uno de los postimpresionistas que abordan la herencia de Cézanne sin abandonar la estética del modernismo español. Los valores cromáticos quedan supeditados a lo ornamental, propio de la época. Admirado por los dramaturgos rusos Gorky y Meyerhold; éste último diseñó algunas escenografías en base a la propuesta pictórica del pintor.

4.- Santiago Rusiñol, nació en Barcelona en 1861 y murió en Aranjuéz en 1931. Creador muy inquieto que abordó tanto la escritura como la pintura. Impulsor del movimiento modernista español que impugnaba por la libertad en la creación como reflejo de la vida. Desde muy joven dibujaba a escondidas, debido a que su abuelo se oponía a ello, considerando que el arte lo desviaba de su verdadera vocación, el cual debía dedicarse, según él, al negocio familiar que versaba sobre la fabricación de hilados. Su primera exposición la presentó junto a su amigo el pintor Ramón Casas.

5.- Gonzalo Bilbao nació en 1860 en Sevilla y murió en Madrid en 1938. Por solicitud de su padre, estudia la carrera de Derecho, la cual alterna con su actividad como pintor. Fue profundamente costumbrista. Los temas tradicionales fueron recurrentes en su actividad artística debido a que impulsaba la identidad y el arraigo de las provincias españolas. Viaja intensamente con la intención de buscar nuevos paisajes, de los cuales tuvo preferencia por Toledo y Segovia.

6.- Ignacio Zuloaga nació en Eibar en 1870 y murió en Madrid en 1945. Artista vasco que nació en el seno de una familia fabricante de armas. Zuloaga entabla relación con Toulouse Lautrec, Degás y Gauguin. Expuso sus cuadros en compañía de los principales impresionistas franceses, caracterizándose por la ausencia de contenidos simbólicos. Fué amigo frecuente de Augusto Rodin. Expuso en Estados Unidos, México, Santiago de Chile y Buenos Aires. Su obra en 1926 comienza a ser controvertida por los artistas de las vanguardias artísticas, las cuales la consideraban de ideología reaccionaria. Zuloaga simpatizó con Franco y las fuerzas nacionalistas durante la Guerra Civil Española; resultó sorprendente que un artista apoyara a un gobierno que había arrasado militarmente con la región Vasca y había pugnado por la desaparición de su patrimonio intangible.

En todas las regiones de la península Ibérica, los artistas abrevaron del pensamiento clásico, reducto del renacimiento italiano y de impresionismo francés. Joaquín Sorolla es el pintor de la luz, el amor a lo cotidiano. Celebramos esta semana con Joaquín Sorolla y sus contemporáneos, los cinco años de presencia del Museo de Arte e Historia de Guanajuato, con prodigios de la luz. Los esperamos en el Forum Cultural.

http://twitter.com/Arturo_Joel_PC