Técnica mixta

Los patios de Buren

La intervención conceptual y material realizada por Daniel Buren en 19 patios del Instituto cultural Cabañas, además de ser un acontecimiento que se inscribe en lo que se llama fenomenología de la percepción muestra también las paradojas de la política cultural en el ámbito local, “aunque se nos caiga el patio hay que hacer la fiesta”.

David Buren es la figura mas destacada del arte conceptual francés, nacido en 1938,  antes de cumplir los veinte años viajo a México para dilucidar los mecanismos de socialización del arte empleados por los muralistas, en los años setentas del siglo pasado comenzó a realizar obras que además de criticar las formas tradicionales del arte plateaba la necesidad de su socialización y la crítica de los espacios.

La casa de la Misericordia, conocida actualmente como Instituto Cultural Cabañas, es uno de los mas claros ejemplos de la Arquitectura neoclásica en México el proyecto se debe a Manuel Tolsa quien fue precisamente uno de los difusores del neoclásico en México, su diseño es un plano simétrico que se desdobla a partir de un rectángulo simétrico, su alta arquería así como la distribución de sus espacios abiertos y cerrados obedecen a una regla, no hay accidente son casi predecibles desde que entramos al recinto a partir del patio de entrada. Esta simetría ha sido el mayor atractivo para Buren quien ha centrado en el espejo su parábola de percepción, el espejo multiplica de manera simétrica y hace infinitos los muros de los patios y multiplica los chorros de las fuentes. Hay que visitarla con una mínima dosis de espíritu lúdico, dejar afuera al zombi de Sahuayo que habita en lo mas recóndito de nuestro interior para disfrutar de la proyección de la luz solar sobre los vidrios de colores o las fuertes partidas y multiplicadas por efectos de los vidrios de espejo o los muros opacos.

La arquitectura se reconoce en sus espacios y dimensiones,   Buren lo entiende desde que intervino el patio principal del palacio Real en París y trata de comunicar al espectador que el significado viene determinado por el contexto, así visitar las intervenciones del cabañas no es para que reconozcamos los valores patrimoniales del edificio, su interés radica en que entremos en  el a partir de esas dimensiones, un espacio es más que un salón de fiestas en que un dia se haga  presentación formal del “Aliviex” el fármaco mas avanzado contra la depresión y al otro congregue a la clase gobernante para informarnos de sus logros o formar una comisión mas en la solución de problemas. Considero las intervenciones realizadas con espejos las mejor solucionadas y las cortinas tipo campamento gitano o el patio de la fuente de los arcos que semeja mas bien un salón de fiestas infantiles.

Al margen de lo propositivo que resulta el recorrido en esta serie de trabajos in situ realizados  por el artista no dejan de saltar algunas cuestiones relativas al cuidado y uso de edificios como el Cabañas, ¿pintar la capilla Tolsa con los colores del payaso frijolín tiene la finalidad de hacernos notar la humedad de la bóveda? ¿Dividir una fuente con espejos sirve para hacernos notar el deterioro de enjarres y canteras del edifico?

Preguntas que no se resuelven hasta que haya un proyecto de conservación y uso de este edificio de valor patrimonial, lo demás es bisutería.