Técnica mixta

300 años de Consagración de la Catedral

Para el mundo católico la catedral es un símbolo primordial y forma parte de un conjunto de edificios que identifican a la ciudad. A partir del año mil D.C. las catedrales comenzaron a significarse como centros de poder religioso y político.

El Concilio de Trento [sesión 14, Cap. III] señaló que la iglesia católica romana es la maestra de la verdad, y el ejemplo de todas las demás iglesias de la cristiandad: a esta semejanza las catedrales matrices de los obispados y arzobispados debían ser el ejemplo y forma de gobierno para todas las demás iglesias de sus distritos.

El obispado de Guadalajara fue una de las primeras sedes episcopales en América (1548) y su catedral una de las más antiguas de México (1618), de las diez catedrales construidas durante el virreinato.

La construcción de la catedral significó un acontecimiento trascendental en el desarrollo de la ciudad, el sentido fundacional de la monarquía española fue propuesto por el Obispo fray Pedro de Ayala quien promovió ante la Audiencia, con todo sentido y proyección urbanística la catedral como centro de la ciudad a la manera tradicional, de oriente a poniente, sin dar la fachada a la plaza de los poderes, que estaban justo detrás de catedral. Es esta medida la que impuso las construcciones de edificios administrativos que rodearan a la catedral, y acrecentaran su territorio; a medida que pasaba el tiempo los habitantes fueron habitando la ciudad y su periferia, así como se fueron construyendo edificios civiles y otras iglesias, como el templo de San Agustín o el de San Francisco a finales del siglo XVII.

De manera que la catedral contribuyó a que el villorrio con título de ciudad fundado en 1542 lograra convertirse en una de las principales ciudades novohispanas del siglo XVIII. El "Theatro americano" publicado en Madrid en 1756, señaló que la planta de la ciudad "era a la moderna por ser todas rectas, dilatadas y anchas", documenta también que se practican "todas artes y oficios, como son plateros, arquitectos, pintores, tallistas, carpinteros y los demás mecánicos en que la plebe se exercita abundante en ciudades grandes".

Una vez concluida la nave principal con bóvedas y crucerías y sin concluir algunos trabajos comprometidos por Casillas, el Cabildo decidió trasladar el Santísimo Sacramento a la catedral nueva, lo que se concretó el 19 de febrero de 1618. Las torres inicialmente fueron de adobe y sustituidas por piedra posteriormente, su proceso de construcción fue lento y se concluyeron hasta 1689; de manera que todo el siglo XVII se trabajó en la conclusión de torres y fachada así como la ornamentación interior y la construcción de la Sacristía y la sala Capitular. Su consagración se realizó el 16 de octubre de 1716, yfue presidida por el Obispo, quien dejo anotado el 22 del mismo mes y año:

"Yo fray Manuel de Mimbela, de la orden de San francisco, de Observancia, Obispo de Guadalajara, consagré la iglesia y este altar en honor de la Santísima Virgen Asunta a los cielos y encerré en él las reliquias de los Santos Mártires Concordio, Celso, Defendente y Felicisimo, y en la forma acostumbrada de la iglesia concedí a los fieles que la visiten hoy un año de verdadera indulgencia y cuarenta días en el aniversario de esta consagración".

La consagración significó la conclusión de una empresa colosal que había durado más de un siglo, empleado a mil operarios y utilizado piedra y madera para los andamios y vigas proveniente de los bosques de Sayula y en cuyo proceso se desarrolló la traza urbana del centro de Guadalajara.